Fast Fashion.jpg

La cultura del descarte se ha convertido en algo común en los hogares y las empresas. Defra informa que en el ejercicio 2021/22, las autoridades y ayuntamientos locales de Inglaterra recogió 23,7 millones de toneladas métricas de residuos domésticos. Esto lo convierte en el segundo mayor monto recaudado en una década.

Ninguna industria es la única responsable de los niveles de desperdicio que estamos viendo producidos por una cultura del descarte, pero hay algunas industrias que necesitarán considerar sus contribuciones al problema en un intento por evitar que llenen demasiados saltos de 4 yardas.

¿Qué industrias son algunos de los mayores infractores de residuos y cómo podrían trabajar las empresas para gestionar lo que se crea a partir de sus procesos?

Moda rapida

Un total de 92 millones de toneladas de residuos al año se produce en la industria de la moda. El auge de las marcas de consumo que crean ‘moda rápida’, una misión de crear ropa nueva de manera constante y económica para mantenerse al día con las tendencias en constante cambio.

Los productos se crean con materiales a menudo de mala calidad y pasan de moda tan pronto como se lanzan al mercado.

A menudo, semanas o incluso días después, han cumplido su propósito para el propietario. Esto significa que es más probable que sean desechados poco después de ser comprados en lugar de convertirse en elementos básicos del guardarropa o venderse como artículos de segunda mano.

Las marcas de moda rápida deberán tomar nota seriamente de los residuos que producen y considerar cómo pueden aprovechar el auge de la moda sostenible y de segunda mano que hemos visto en los últimos años.

Ya sea utilizando más materiales reciclados y de mayor calidad u ofreciendo un mercado para comprar e intercambiar ropa de segunda mano de buena calidad, existen opciones que la industria debe considerar.

Desechos alimentarios

Se estima que anualmente la cantidad de alimentos que se desperdician en el Reino Unido es 3,6 millones de toneladas, lo que representa alrededor del 7,2% de todos los alimentos cosechados..

Y el problema no es solo la comida que se desperdicia, el subproducto es la cantidad de plásticos y envases de un solo uso que terminan en los vertederos. En 2022, El 83% de todos los residuos domésticos de envases de plástico Lo que se desechó fue de productos alimenticios y bebidas.

Para hacer frente a estas cifras, la industria de alimentos y bebidas debe buscar eliminar los materiales utilizados en los envases que no son reciclables y avanzar hacia opciones más ecológicas. Muchos paquetes vienen con una película pegada en la parte superior de las bandejas de comida que no se puede reciclar, mientras que las bandejas sí.

Estos podrían sustituirse por una tarjeta más respetuosa con el medio ambiente o incluso por contenedores reutilizables que puedan utilizarse para el almacenamiento posterior.

Los tarros de cristal que contienen mermeladas y mermeladas son un gran ejemplo, ya que una vez que hayas terminado con ellos, puedes limpiarlos y usarlos para tu propio almacenamiento o como vasos para beber.

Construcción

Los métodos de construcción tradicionales generan una enorme cantidad de residuos anualmente. Sólo en el Reino Unido se utilizan 400 millones de toneladas de materiales para todo tipo de proyectos. El resultado es 100 millones de toneladas de residuos y 25 millones de toneladas acaban en vertederos.

Se debe alentar al sector a adoptar métodos para reducir significativamente la cantidad de desechos producidos para frenar la cultura del descarte que ha crecido.

Las estimaciones de la Fundación Ellen McArthur afirman que al introducir una economía circular en tan solo cinco materiales comunes, a saber, cemento, aluminio, acero, plásticos y alimentos, podría reducir las emisiones a la mitad.