Ap23244703792684.jpg

Por MICHAEL GOLDBERG
Associated Press/Informe para América

JACKSON, Mississippi (AP) — Mientras Brett Favre quedaba atrapado en la atención de los medios por su conexión con el creciente escándalo de asistencia social de Mississippi, el hermano del gobernador Tate Reeves sugirió que el funcionario estatal que investigaba el caso elogiara al mariscal de campo retirado de la NFL.

Capturas de pantalla de mensajes de texto publicados el jueves por la campaña de reelección de Reeves muestran al hermano del gobernador, Todd Reeves, transmitiendo una solicitud de Favre al Auditor del Estado de Mississippi, Shad White, para una declaración favorable sobre el atleta estrella retirado. Todd Reeves le envió un mensaje de texto a White el 6 de mayo de 2020, meses después de que el auditor anunciara en febrero que se presentaron cargos penales contra seis personas acusadas de desviar dinero de asistencia social destinado a algunas de las personas más pobres del país a los ricos y poderosos.

Favre no ha sido acusado de ningún delito. Pero ha dicho que los medios lo «difamaron injustamente» en la cobertura del escándalo, incluidos los pagos que recibió para ayudar a financiar su proyecto favorito: un estadio de voleibol en la universidad a la que asistía y donde su hija practicaba ese deporte.

«Si es posible, a Brett le gustaría que dijera algo como ‘la investigación (muestra hasta este punto) que Brett no ha hecho nada malo y el dinero que está devolviendo por los comerciales y el de Psa es de su propia buena voluntad'», Todd Reeves le envió un mensaje de texto a White.

Otro mensaje de texto de Todd Reeves decía que los periodistas estaban «acosando» a Favre.

La campaña del gobernador Reeves, un republicano que se postula para la reelección, publicó los mensajes de texto para adelantarse a una historia del medio de noticias Mississippi Today sobre el hermano de Reeves.

El mismo día que Todd Reeves le envió un mensaje de texto a White, el auditor emitió un comunicado aplaudiendo a Favre por devolver $500,000 en dinero del programa federal de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas.

«Quiero aplaudir al señor Favre por su esfuerzo de buena fe para corregir esto y sanar a los contribuyentes y a las familias TANF», dijo White en la declaración de 2020. «Hasta la fecha, no hemos visto ningún registro que indique que el Sr. Favre sabía que TANF era el programa que sirvió como fuente del dinero que le pagaron».

En un comunicado el viernes, Fletcher Freeman, portavoz de White, dijo que todo lo que dijo el auditor en ese comunicado era cierto en ese momento.

«Más tarde, cuando se descubrió más evidencia que mostraba que el Sr. Favre sabía que el dinero estaba destinado a personas en ‘refugios’ y que el Sr. Favre trató de ocultar esto a los medios, el Auditor White lo destacó abiertamente para el público», dijo Freeman. refiriéndose al mal uso de fondos destinados a iniciativas contra la pobreza como refugios financiados por el estado. «El Auditor White ha sido brutalmente honesto acerca de la participación del Sr. Favre aquí cada vez que surge nueva evidencia, razón por la cual el Sr. Favre lo ha atacado repetidamente».

En febrero, Favre demandó a White y a dos comentaristas deportivos nacionales por difamación.

En su comunicado de prensa del jueves, la campaña de Reeves también compartió una declaración de Todd Reeves. El hermano del gobernador dijo que conectó a Favre y White para facilitar el reembolso del dinero TANF malgastado.

«He sido amigo de Brett durante años y siempre escuché grandes cosas sobre Shad. No aprendí nada sobre este lío de TANF o los tratos de Brett con el estado hasta que apareció en primera plana», dijo Todd Reeves en el comunicado. «Cuando Brett estaba considerando devolver los fondos, me preguntó si podía ayudarlo a ponerse en contacto con el auditor para coordinar eso, y eso fue lo que hice».

Hasta la fecha, Favre ha reembolsado 1,1 millones de dólares que recibió de una organización sin fines de lucro que gastó indebidamente fondos TANF con la aprobación del Departamento de Servicios Humanos del estado. Todavía debe 228.000 dólares en intereses, según White.

En respuesta a una lista de preguntas enviadas por correo electrónico por The Associated Press, un portavoz de Reeves dijo que la campaña publicó todos los mensajes de texto entre Todd Reeves y White.

El escándalo de la asistencia social se ha convertido en un punto álgido en la carrera por la gobernación de Mississippi. Reeves ha dicho que no tuvo nada que ver con el escándalo, mientras que su oponente demócrata, Brandon Presley, ha dicho que Reeves no hizo lo suficiente para detenerlo cuando era vicegobernador.

«La administración Reeves ha iniciado demandas contra todos los que el estado cree que deben dinero, y lo único que podría perjudicar ese esfuerzo es que los demócratas mientan para convertir el escándalo en un tema de campaña», dijo el portavoz. «Sus afirmaciones requieren creer en los viajes en el tiempo. Como dijo Todd en su declaración, Brett creía que no había hecho nada malo y estaba ayudando a convencerlo de que devolviera el dinero de todos modos».

Tan recientemente como el miércoles, la oficina del auditor había estado luchando contra Mississippi Today en los tribunales para evitar entregar los mensajes de texto en respuesta a solicitudes de registros públicos. Un día después, la campaña del gobernador publicó textos que el auditor no había querido revelar en medio de una investigación en curso. No hay indicios de que la campaña del gobernador avisara al auditor con antelación sobre su decisión de publicar los mensajes, y la campaña no respondió a una pregunta sobre si lo hicieron.

La oficina del auditor había argumentado que la divulgación de los mensajes podría dañar su investigación en curso sobre el escándalo de asistencia social y comprometer los esfuerzos para recuperar los fondos robados.

«La oficina del Auditor no ha publicado ni publicará ningún mensaje de texto sobre ningún caso porque son parte de un expediente de investigación», dijo Freeman. «Nuestro trabajo es investigar los fondos de los contribuyentes robados o malgastados y luego entregar el caso a los fiscales para que hagan su trabajo».

El Departamento de Servicios Humanos de Mississippi, con un nuevo director, presentó una demanda civil el año pasado contra Favre, junto con más de tres docenas de personas y empresas, para intentar recuperar más de 20 millones de dólares del dinero de asistencia social malgastado.