Bc24820c Bb60 403f 9b2b Fa5eed8e9d8b 16 9 Discover Aspect Ratio Default 0.jpg

La amnistía entra en fase decisiva. El próximo martes por la tarde termina el plazo para registrador enmiendas al articulado de la ley en el Congreso de los Diputadosla última oportunidad del PSOE y, sobre todo, de sus socios, para modificar las condiciones de la medida de gracia. Los socialistas han puesto a su equipo jurídico a trabajar conjuntamente con el de ERC y Junts para aclarar algunos aspectos técnicos. los de pedro sánchez no están dispuestos a cambiar el horrible de la norma, pero tampoco quieren un nuevo choque con los partidos independentistas (aún menos, tras la tensión de esta semana con Junts) ni verso expuestos a un posible varapalo del Tribunal Constitucional o de la justicia europea, por lo que se afanan en cerrar un pacto que evite futuros sobresaltos políticos y que ofrezca la mayor cobertura legal al futuro texto.

Tras ordenar las enmiendas a la totalidad que registraron PÁGINAS y voz, la amnistía a los dirigentes del ‘procés’ encara ahora la que podría ser una de las partes de la tramitación más delicadas: las modificaciones en el articulado. Desde que el PSOE registró en solitario la proposición de ley, ERC advirtió de su intención de presentar enmiendas. Los republicanos catalanes tienen dudas sobre si la cuestión del terrorismo, tal y como está planteada, podría dejar fuera las causas del Tsunami Democrático y los CDR. Aun así, fuentes republicanas explican que cualquier enmienda será acordada con los socialistas y que en ningún caso plantearán un cambio que haga peligrar la viabilidad de la norma.

En este contexto, los equipos negociadores del PSOE, ERC y Junts llevan semanas discutiendo ¿Cómo afinar «técnicamente» esta cuestión?. Pese a que el secretario general del partido posconvergente, Jordi Turullafirmó en noviembre que la ley cumple con todas sus expectativas y que no registrarían enmiendas, resulta necesario llevar a cabo cualquier modificación pactada con ambas formaciones independentistas para evitar choques futuros.

¿Qué se negocia?

Justamente, la insistencia de ERC por enmendar el texto viene, según fuentes del partido, de un cambio en el texto original que acordaron con el PSOE y que se modificó en una negociación posterior con Junts. Y es que el pacto entre republicanos y el PSOE por la amnistía se desencalló tras una conversación telefónica entre los presidentes Pedro Sánchez y Pere Aragonès en la que acordaron ampliar la medida de gracia a los investigados por Tsunami Democràtic y los CDRcausas con acusación por terrorismo, que se recogen en el apartado ‘c’ del artículo dos de la ley, donde se fija quién queda «excluido» de esta amnistía.

En este punto se establece que no serán amnistiados «los actos tipificados como delitos de tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos» y los «actos tipificados como delitos de terrorismo» castigados por el Código Penal. Se añade una precisión importante y es que serán excluidas estas causas «siempre y cuando haya recaído sentencia firme y hayan consistido en la comisión de alguna de las conductas descritas en el artículo 3» de la directiva europea sobre la cuestión.

Los republicanos catalanes plantean retoques «quirúrgicos» en esta parte, aunque en ninguna de las dos causas citadas haya sentencia firmeen línea con las modificaciones «técnicas» que el PSOE está dispuesto a aceptar, después de que la celeridad del juez Manuel García-Castellón en el procedimiento judicial encendiera las primeras alarmas.

Además, fuentes conocedoras de estas negociaciones señalan que se han analizado las críticas que en los últimos meses han hecho distintos catedráticos de derecho constitucional a través de los medios de comunicación y que se están estudiando las modificaciones necesarias para acabar con cualquier duda sobre la constitucionalidad del texto. El plazo máximo para que las tres formaciones cierren un acuerdo y registren en las enmiendas será el próximo martes a las 18:00 horas.

Más allá de la proposición de ley de amnistía, Junts también estará pendiente de que en los próximos días el PSOE presente una enmienda al real decreto ómnibus que fue aprobado el pasado miércoles. Los posconvergentes permitieron la validación de esta norma con el compromiso de que se suprime una referencia a la cuestión perjudicial europeaya que considera que «amenazaba la viabilidad de la futura ley de amnistía».

El calendario

Noticias relacionadas

Una vez registradas las enmiendas a la ley de amnistía, estas se debatirán en la comisión de Justicia. Al llegar ya pactadas, este trámite se podrá solventar en una o dos semanas. Fuentes del PSOE señalan que el objetivo es que la Cámara Baja de su visto bueno a la norma a principios de febrero. Después, la proposición de ley de amnistía será enviada al Senado donde el PP, haciendo uso de su mayoría absoluta, podrá paralizar su tramitación durante un máximo de dos meses.

No es de extrañar que en este proceso los populares sustituyan el texto actual de la amnistía por la enmienda que ha sido rechazada este miércoles, aunque el Congreso revertirá estos cambios en un último y definitivo pleno que aprobará la medida de gracia. Según los cálculos del PSOE, esto podría darse a finales de abril.