Pepe Vegara.jpeg

El alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, se ha negado a llegar a un acuerdo con la fiscalía por los presuntos delitos de estafa y evasión fiscal que se le imputan, a cambio de admitir su culpabilidad.

En su escrito de procesamiento, la Fiscalía solicita, junto a otros tres acusados, una pena de siete años de prisión por un delito de falsedad en documento mercantil y dos delitos contra la Hacienda Pública por IVA y fraude fiscal de sociedades. Sin embargo, el señor Vegara continúa declarando su inocencia y dice que está feliz de llevar el caso a los tribunales.

Dice que no está dispuesto a aceptar ningún otro acuerdo que no implique la absolución de todos los cargos que se le imputan.

A Vegara y a tres de sus socios se les imputa un delito de defraudación fiscal en el que se alega que el grupo, mientras dirigía la sociedad ITV Vega Baja SA, RPZ y CCB, redujo el beneficio social de manera que las cantidades a pagar por el Impuesto sobre Sociedades e IVA del año 2005 fueron sensiblemente inferiores a las cantidades adeudadas, ahorrándoles 760.539,12 euros en Impuesto sobre Sociedades en 2005 y 157.396,80 euros en IVA.

Durante la presentación de la lista del PP para las elecciones municipales de 2023, el alcalde se explayó un poco más y atribuyó el caso a una mala praxis por parte de un empleado al que decidieron no denunciar.

Ahora, sin embargo, casi un año después de que el caso saliera a la luz pública, y ocho meses desde que Vegara asumiera el cargo de alcalde de Orihuela, el tema volvió a surgir el viernes. Después de que sus abogados se negaran a llegar a un acuerdo con la Fiscalía y tras su negativa a aceptar culpabilidad alguna, todo está ahora en manos del Juzgado de lo Penal número 1, que deberá fijar fecha para el juicio que ahora deberá afrontar Vegara.