Rurual Spain Demo.jpg

Más de 300 grupos y asociaciones representativas de la España rural, liderados por Alma Rural Se esperan en Madrid hoy, domingo 23 de enero, para protestar contra las políticas del gobierno que, según ellos, están destruyendo el sector.

Se espera que alrededor de un millón de personas, apoyadas por cuarenta tractores, 50 caballos, 15 carros tirados por bueyes y perros de trabajo, paralicen gran parte del centro de Madrid en una ruta que baja por la Castellana hasta el Ministerio de Agricultura en Atocha.

Los organizadores pretenden llamar la atención sobre su difícil situación y la cuestión más amplia de la despoblación rural.

Bajo el lema de El mundo rural está muriendo Esperan revertir las “regulaciones inconsistentes” del gobierno y formar un frente unido contra “estos ataques”.

Alma Rural espera presionar al Gobierno central para que derogue “leyes, regulaciones y políticas agrícolas, medioambientales o sociales imprudentes que afectan a las zonas rurales” y se convierta en un actor central en la toma de decisiones futuras “para lo que exigen que sean tenidas en cuenta al legislar”

El grupo espera revertir la decadencia de la población rural, ya que alrededor del 90% de la población española vive ahora en ciudades y áreas urbanas.

Además, España Rural espera concienciar sobre su valor y que “el campo nunca falla”.

“Cuando ocurrió la pandemia o Filomena, los alimentos no faltaban en los lineales de los supermercados gracias al esfuerzo y sacrificio del mundo rural”.

“Nuestras peticiones y exigencias son siempre”, recuerdan, “en defensa de nuestras actividades y por el bien de los consumidores y ciudadanos, por lo que necesitamos que, en la misma disposición, el consumidor y la sociedad nos apoyen y protejan, para poder continuar desarrollando nuestro trabajo y actividades.

En su manifiesto, Alma campestre pretenden mostrar “lo que realmente está pasando en el campo y lo que está sufriendo el mundo rural para llevar una única voz clara a la sociedad: sin el sector primario y sin el mundo rural, España dejará de ser lo que es hoy”.