1bstmpkwfjnzivv6oglx Ya.png

Cómo aprovechar grandes modelos de lenguaje para la comprensión robótica y la generación de código

El agarre y la manipulación siguen siendo un problema difícil y sin resolver en la robótica. Agarrar no se trata sólo de identificar puntos donde poner los dedos sobre un objeto para crear restricciones suficientes. Agarrar también consiste en aplicar la fuerza suficiente para levantar el objeto y romperlo, mientras se asegura de que se pueda utilizar para el uso previsto. Al mismo tiempo, agarrar proporciona información sensorial crítica para detectar qué es un objeto y cuáles son sus propiedades. Una vez resuelta la movilidad, la apropiación y la manipulación siguen siendo la última frontera para desbloquear reemplazos laborales verdaderamente autónomos.

Imagina que estás enviando tu robot humanoide compañero al supermercado y decirle “Verifique que los aguacates estén maduros y compre un aguacate para guacomole hoy”. Están pasando muchas cosas:

  1. La calidad de “madurez” no se desprende del color del aguacate como sería el caso de una fresa o un tomate, sino que requiere táctil información
  2. “Coger un aguacate”, en particular uno maduro, implica cierta delicadeza al manipularlo. Al recoger un aguacate, es posible que tengas menos cuidado que al recoger una frambuesa, pero también debes tener en cuenta no dañar la legumbre.
  3. “Guacomole hoy«implica un cierto nivel de madurez que es diferente al» para Guacomole dentro de tres días «.