India Kashmir Agriculture.jpg

El sector agrícola mundial, la base de nuestro sistema alimentario global, enfrenta una amenaza creciente: el cambio climático.

El aumento de las temperaturas, los patrones erráticos de las precipitaciones y los fenómenos meteorológicos cada vez más extremos están perturbando la producción agrícola y poniendo en peligro los medios de vida de millones de agricultores en todo el mundo.

Esta crisis se extiende más allá de las preocupaciones ambientales, con importantes repercusiones financieras que amenazan la estabilidad tanto del sector agrícola como del bancario.

La crisis que se avecina: el impacto devastador del cambio climático en las billeteras de los agricultores

(Foto: TAUSEEF MUSTAFA/AFP vía Getty Images)

Un estudio reciente realizado por el Escuela de Política y Estrategia Global de la Universidad de California en San Diego. arroja luz sobre esta creciente carga financiera.

El estudio utiliza datos históricos junto con simulaciones climáticas para pronosticar condiciones climáticas futuras. Sus hallazgos pintan un panorama preocupante. El cambio climático altera la producción agrícola de diversas maneras, entre ellas:

Estrés térmico en los cultivos:

El aumento de las temperaturas puede dañar los cultivos durante las etapas críticas de crecimiento, lo que lleva a menores rendimientos.

Escasez de agua:

El aumento de las sequías y los patrones erráticos de lluvias pueden reducir significativamente la disponibilidad de agua, lo que afecta el crecimiento de los cultivos y las capacidades de riego.

Aumento de las infestaciones de plagas:

Las temperaturas más cálidas pueden crear caldos de cultivo ideales para plagas y enfermedades, lo que provocaría mayores pérdidas de cultivos.

Estas perturbaciones se traducen en menores rendimientos de los cultivos y pérdidas financieras para los agricultores. En muchos casos, estas pérdidas empujan a los agricultores a endeudarse, obligándolos a no pagar sus préstamos.

Un estudio de 2023 publicado en Earth.com, que cita investigaciones del sector agrícola de Brasil, sugiere que los incumplimientos de préstamos impulsados ​​por el clima podrían aumentar hasta un siete por ciento en los próximos treinta años.

Esto pone de relieve la posibilidad de que se produzca un efecto dominó, en el que las pérdidas financieras sufridas por los agricultores podrían desencadenar inestabilidad en el sector bancario. Los bancos que han otorgado grandes préstamos a los agricultores pueden enfrentar un mayor riesgo de incumplimiento, poniendo en peligro su salud financiera.

El impacto del cambio climático en la agricultura no es uniforme en todas las regiones. Diferentes áreas requerirán soluciones únicas para adaptarse a los desafíos que enfrentan.

El estudio de UC San Diego enfatiza la necesidad de estrategias de resiliencia regional. A continuación se presentan algunas soluciones potenciales basadas en los impactos previstos en áreas específicas:

  • Norte de Brasil: Se espera que esta región experimente fluctuaciones estacionales más severas en las precipitaciones. Las inversiones en infraestructura de almacenamiento de agua, como embalses, canales y sistemas de riego, podrían ser cruciales. Captar y almacenar agua durante la estación húmeda la dejaría disponible para riego durante la estación seca.
  • Brasil central: Se prevé que esta región enfrentará desafíos debido al aumento de las temperaturas. En este caso, el desarrollo de cultivos resistentes al calor es vital. La investigación sobre cultivos resistentes a la sequía y prácticas agrícolas mejoradas, como la labranza de conservación (que ayuda a retener la humedad en el suelo), también pueden desempeñar un papel importante en la mitigación del impacto del cambio climático.

Lea también: La transición a la tecnología agrícola sostenible: avanzando en la sostenibilidad y la eficiencia

Modelando el peligro: cuantificando el impacto del cambio climático en la agricultura

Cuantificar el impacto del cambio climático en la agricultura es una tarea compleja. Un estudio separado publicado en el procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) propone un método estadístico para abordar este desafío. El método estima la sensibilidad de los sistemas agrícolas a diversos factores del cambio climático.

Los investigadores aplicaron este método a datos agrícolas brasileños. Sus hallazgos sugieren que el aumento de la estacionalidad y los fenómenos climáticos extremos tendrán importantes consecuencias negativas para la agricultura brasileña.

Los autores del estudio recomiendan que las estrategias de resiliencia se centren en fortalecer las instituciones que apoyan a los agricultores, como la infraestructura de almacenamiento de agua y los servicios financieros.

Estos dos estudios subrayan la urgencia de abordar la amenaza financiera del cambio climático para la agricultura. Al implementar soluciones regionales específicas y reforzar los sistemas de apoyo agrícola, podemos ayudar a los agricultores a capear la tormenta y garantizar un suministro de alimentos más estable para todos.

Artículo relacionado: ¿Cómo está afectando el cambio climático a los precios de las materias primas agrícolas?

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.