The Fall Before The Pride.jpg

Los simpatizantes políticos de la comunidad LGBT+ en la Comunidad Valenciana han comenzado a contraatacar los intentos de acabar con su “ideología” y han comenzado a recuperar, en minúsculas dosis, el apoyo del PP, yendo en contra de sus socios políticos, VOX.

Si nos remontamos al inicio de esta legislatura política, el año pasado el PP no logró obtener suficiente apoyo en las encuestas y por eso llegó a un acuerdo con sus socios de extrema derecha, VOX. Por su parte, VOX obtuvo un número relativamente pequeño de votos, pero para asegurar la coalición, el PP elevó a sus miembros a posiciones de poder mucho más altas de lo que sería proporcional.

Una de las primeras acciones promovidas por las coaliciones, en lugar de solucionar los problemas de la vida real de la gente, fue eliminar lo que VOX consideraba ideología, prohibiendo símbolos como la bandera del arco iris e incluso pintando sobre los bancos con los colores del arco iris, entre muchos otros. otros ataques a la comunidad.

Sin embargo, la bandera arcoíris está de regreso, y ha estado exhibida con orgullo para conmemorar el Día Mundial contra la LGTBIfobia (17 de mayo) y regresará para el Día del Orgullo (28 de junio), como está previsto.

Precisamente fue Compromís quien impulsó hace semanas una iniciativa para que, además de colgar la bandera arcoíris en un lugar visible de la fachada del Palau dels Borja, organizaran actos para “la visibilización, normalización y consolidación de la igualdad real frente a la LGTBIfobia”, e instó a los socios de Les Corts a participar «activamente» en los actos dando «voz» a todas las entidades que forman el Consell Valencià LGTBI y el Consell Consultiu Trans de la Comunitat Valenciana.

No fue una sorpresa que la iniciativa fuera rechazada en la Mesa de Les Corts, controlada por PP y Vox. Sin embargo, volviéndose contra sus socios de ultraderecha, ahora el PP se muestra partidario de colgar la bandera arcoíris en los días señalados, pero no del resto de reivindicaciones citadas por Compromís y apoyadas también por el PSPV-PSOE.

Así, el PPCV presentó este lunes una propuesta de acuerdo para mostrar su «apoyo a todo el colectivo LGTBI» consistente en colgar la bandera arcoíris en las fechas indicadas, sin otros añadidos. Una iniciativa que tanto Compromís como el PSPV consideraron «insuficiente».

“Como usted entiende y conoce perfectamente la postura de Vox, votaremos en contra de izar cualquier bandera. Creemos que defender la dignidad y la igualdad de todas las personas, independientemente de su orientación sexual, ideológica, religiosa o racial, no es hacer diferente; No hagamos discriminaciones positivas ni negativas, porque la verdadera igualdad nunca se consigue ejerciendo este tipo de discriminaciones”, ha subrayado el portavoz de esta formación en Les Corts, José María Llanos. Una posición que tiene especial fuerza dado que la presidencia de la propia cámara la ostenta un líder de este partido, Llanos Massó, fruto del acuerdo de gobierno alcanzado el año pasado con el PP.

Por su parte, el defensor del Pueblo del PP, Miguel Barrachina, defendió que su grupo «quiere que la bandera esté en la fachada de Les Corts» como estos últimos años, «sin que sea utilizada por ningún grupo partidista», a su juicio. En este sentido, fuentes del PP advirtieron de que si finalmente no se iza la bandera será por el interés de la oposición de obtener “beneficio político” al intentar culpar al PP de Mazón, una afirmación que en sí misma busca rédito político.

A estas alturas, la propuesta es la que habrá que abordar en una futura reunión de la Junta de Les Corts, aunque otras iniciativas pueden venir de la oposición, que ayer se negó a ceder a colgar la bandera.

Así, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, consideró que el PP «cada día retrocede un poco más» contra Vox y dudó de su firmeza en la defensa de los derechos.

Por su parte, la diputada socialista Cristina Martínez criticó que la iniciativa del PP sobre la bandera LGTBI «intenta diluir una reivindicación y un simbolismo muy importante en los derechos LGTBI». En ese sentido, el grupo parlamentario socialista aseguró que presentarán una iniciativa «para mantener lo hecho en los últimos años, que no es sólo colgar la bandera sino hacerlo con representantes institucionales y colectivos LGTBI».