Sanchez Volcano.jpg

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, canceló su viaje a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y en su lugar voló a la isla canaria de La Palma tras la erupción del Volcán Cumbre Vieja, a las 15.12 hora local, ayer domingo 19 de septiembre.

Las autoridades de la isla elevaron el nivel de emergencia del amarillo más bajo al rojo más alto, tras la erupción de ayer por la tarde.

El presidente regional de Canarias, Ángel Víctor Torres, dijo que 5.000 personas habían sido evacuadas aunque no se habían reportado heridos.

“No es previsible que haya que evacuar a nadie más. La lava avanza hacia la costa y los daños serán materiales. Según los expertos, hay entre 17 y 20 millones de metros cúbicos de lava”, afirmó.

Los expertos se sienten aliviados de que el flujo de lava se haya dirigido hacia el mar, a una velocidad estimada de 700 metros por hora.

El área de la erupción está escasamente poblada, pero si hay más erupciones podría provocar que hasta la mitad de la población de la isla, 85.000 personas, sea evacuada de los municipios cercanos.

Se espera que el Primer Ministro se reúna esta mañana con funcionarios de la isla, personal de emergencia y evacuados.

A su llegada anoche dijo: “Hay suficientes tropas disponibles para afrontar cualquier tipo de contingencia. Todo va según lo previsto, por lo que la prioridad es garantizar la seguridad de los ciudadanos de La Palma que podrían verse afectados como consecuencia de esta erupción”.

La erupción se produjo después de una serie de temblores sísmicos de una semana de duración, conocidos como enjambre de terremotos, en el parque nacional Cumbre Vieja.

HAGA CLIC AQUÍ PARA MÁS NOTICIAS EN ESPAÑOL