Noches De Verano.jpg

Los conciertos, partidos de fútbol y eventos y festivales culturales sin distanciamiento social podrían volver a tiempo para el verano después de la concierto piloto en barcelona en el que 5.000 personas vieron la banda de rock Love of Lesbian sin que se registraran infecciones significativas entre los asistentes.

Los expertos médicos del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona que supervisaron el piloto dijeron que un análisis de los datos sanitarios reveló seis casos positivos en las dos semanas posteriores al suceso, incluidos cuatro que afirmaron creer que el origen de su infección no era el concierto.

Las autoridades sanitarias de Barcelona dieron un permiso especial para el evento cuando la ciudad tenía una tasa de incidencia de 260 casos por 100.000 habitantes.

Una tasa de incidencia de 250 por 100.000 se considera el umbral de “riesgo extremo” de infección.

Todos los asistentes se sometieron el mismo día a una prueba de antígenos que, en caso de dar negativo, les permitiría acceder al recinto con un código en su móvil y controles de identificación en la puerta.

Aunque no se estableció distanciamiento social, todos los asistentes debían usar mascarillas FFP2 en todo momento.

Otras ciudades están haciendo lo mismo, aunque por el momento todos los eventos en Madrid tienen capacidad limitada para el distanciamiento social, se espera que esto cambie.

El grupo Love of Lesbian tocará en Madrid el 19 de junio.

Mientras tanto, este puente incluye el regreso de los toros a la plaza de toros de Las Ventas el próximo 2 de mayo para celebrar el puente madrileño del Dos De Mayocon una capacidad de 6.000 personas en un estadio de 25.000 asientos.

Además Madrid acogerá su V Noches de Botánico en el Real Jardín Botánico con un cartel repleto de estrellas como Nathy Peluso, Amaral y Los Secretos.

Para no quedarse atrás, la ciudad catalana de Girona está experimentando con una iniciativa para ayudar a los restaurantes más afectados a recuperarse con un esquema de “Girona Abierta”, mediante el cual las personas pueden ir a restaurantes seleccionados y otros eventos después de verificar que tienen bajo riesgo de infecciones.

Utilizando una aplicación telefónica, los participantes proporcionan prueba de estar vacunados, de haber tenido el virus en algún momento o de una prueba de antígeno negativa realizada en una farmacia específica.

Una vez autorizados, los usuarios pueden cenar en restaurantes designados y asistir a conciertos y eventos deportivos selectos.

El final se acerca.