Illgeal Fiesta Madrid.jpg

El fin de semana pasado resultó otro muy ocupado para la policía municipal de Madrid al tratar de controlar el número de reuniones y festividades ilegales posteriores al toque de queda.

A pesar del toque de queda de medianoche a las 6 de la mañana, así como de restricciones generales de movilidad y 20 áreas básicas de salud adicionales confinadas en un cierre perimetral, la policía de Madrid allanó unas 256 fiestas ilegales, reuniones callejeras y celebraciones en hogares en la capital.

Aunque elevado, el número de reuniones ilegales detectadas estuvo muy por debajo de las 470 registradas el fin de semana del 11 de abril.

Según las cifras recién publicadas, más de la mitad de las redadas (143) se llevaron a cabo el sábado 17 de abril.

La policía dijo que 7 de los allanamientos se produjeron en apartamentos turísticos del centro de la capital, en dos de los cuales había 22 y 29 personas en su interior cuando fueron allanados por las autoridades.

Unas 196 personas fueron detenidas y multadas el sábado 24 de abril en una fiesta privada en una discoteca del barrio de Moncloa.

Las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid anunciaron el jueves 23 de abril que el toque de queda y las restricciones a las reuniones sociales se mantendrían hasta mediados de mayo afirmando que el principal lugar de contagios son las reuniones sociales y familiares.

El número máximo de personas permitidas es de 6 personas en cualquier reunión y no debe ser de más de dos hogares.

Hasta la fecha, Madrid ha registrado unos 669.000 casos de coronavirus de un total nacional de casi 3,5 millones.

Según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad español, la tasa de infección de Madrid sigue siendo una de las más altas del país, con casi 400 casos por 100.000 habitantes en comparación con una media nacional de 230.