World Most Expensive Bread Spain.jpg

España ahora puede presumir de otra pluma gastronómica en su ya cargada gorra con el pan más caro del mundo que se vende a casi 2.000 dólares estadounidenses.

El oro y la plata son los lujosos ingredientes del pan más caro, que se vende por 1.480 euros y ha fascinado a clientes adinerados de Oriente Medio, Rusia y China.

Este pan de masa madre de lujo está a la venta por 1.480 euros en el Pan Piña panadería, que se encuentra situada en el pueblo de Algatocín, que sólo cuenta con 700 habitantes, y está situado en la provincia de Málaga, al sur de España.

La imagen muestra el pan más caro del mundo, vendido por 1.480 euros, elaborado con oro y plata e ingredientes naturales de alta calidad, en la panadería Pan Pina en la provincia de Málaga, en el sur de España. (Panadería Pan Piña Algatocín/Real Press)

El creador de este exótico pan es Juan Manuel Moreno, 46 ​​años, que trabaja en la panadería desde hace 14 años junto a un equipo de unas 10 personas, todas ellas mujeres, tras asumir la dirección. La panadería fue fundada por los abuelos de su esposa en los años 40 y hace unos años su familia estuvo a punto de cerrarla por lo que él se ofreció a hacerse cargo.

Moreno explicó en una entrevista exclusiva con Metropolitan Press que se le ocurrió la idea de crear este pan de lujo cuando supo que el café más caro del mundo lo estaban entregando en una tienda de Marbella.

Entonces, después de años de experimentar poniendo oro en el pan, lanzó este pan que cuesta 1.480 euros. Dijo que se ha convertido en un éxito entre la gente adinerada que vive o visita la Costa del Sol.

Pero la historia detrás de este pan comenzó en 2016, cuando creó su primer pan elaborado con oro comestible y espelta, también conocida como trigo descascarado. El trigo descascarillado se utilizó ampliamente en Europa durante la Edad del Bronce y la época medieval. Recientemente ha tenido éxito como alimento saludable y está regresando entre los amantes de la gastronomía.

El pan salió a la venta por 117 euros y ese año vendieron 150 panes.

Moreno explicó: “Utilizamos oro comestible, que es saludable y beneficioso cuando se utiliza en las proporciones adecuadas. De hecho, se dice que el oro se consume desde las antiguas dinastías chinas y hoy en día se utiliza en la medicina china, al igual que la plata, por lo que también es saludable”.

Un año después, la panadería lanzó otro tipo de pan, utilizando también oro como ingrediente, pero esta vez en la superficie, “dándole al pan una apariencia 3D”. Sin pan, los ingredientes principales fueron la quinua y la chía.

Luego, la panadería lanzó un pan por 192 euros, pero esta vez añadió plata a la receta.

Y ahora Moreno afirma que ha creado el pan más caro del mundo, utilizando nuevamente oro y plata, pero esta vez con un toque diferente. La principal característica es que tiene plata y oro en tres formatos diferentes: en polvo, que es como la purpurina, en hojuelas, que es más grande y lo hace más bonito y otro que le da un aspecto 3D a este pan de masa madre. También tiene una especie de tatuaje hecho con malta.

La imagen muestra el pan más caro del mundo, vendido por 1.480 euros, elaborado con oro y plata e ingredientes naturales de alta calidad, en la panadería Pan Pina en la provincia de Málaga, en el sur de España. (Panadería Pan Piña Algatocín/Real Press)

Según Moreno, cada pan, que sólo pesa 400 gramos, tiene entre 900 y 1.100 euros en ingredientes. Todos los panes están elaborados con harinas de muy alta calidad y el coste puede variar algo dependiendo del precio del oro en el mercado, aunque añadió que el precio para sus clientes “ser siempre el mismo”.

Moreno explicó que la inversión vale la pena pero agregó que “no lo hice con el objetivo de convertirlo en un negocio, pero al fin y al cabo se ha convertido en un negocio. Lo hice más bien para llamar la atención sobre la panadería y que pudiéramos hablar del pan tradicional, que es mucho mejor que el pan industrial, que es más barato pero mucho menos saludable”.

El proceso de cocción dura unas 18 horas. Éste es también el lema de la panadería: “pan sin prisas”. Hay varios pasos para hacer un pan.

Moreno explica: “Primero cogemos la materia prima, sin decoración, y la masa madre y la amasamos con los ingredientes más selectos”.

La masa pasa por tres etapas de fermentación después de haber sido amasada durante 30 minutos. Tras el primer proceso de fermentación, que dura 30 minutos, la masa se corta en trozos que luego se convierten en bolas y se dejan fermentar durante 30 minutos más.

Luego, a las piezas se les da su forma final y luego se dejan reposar durante otros 30 minutos antes de decorarlas con el oro y la plata y imprimirles el sello de malta.

Después de eso, el pan se deja refrigerar para ralentizar el proceso de fermentación. Esto se hace para que las bacterias del pan consuman más azúcar. Pasadas las 12 horas, el pan se mete en el horno durante entre 40 y 45 minutos.

El panadero afirmó que había vendido 96 hogazas de este pan en 2020, lo que, según él, es una gran cifra teniendo en cuenta los confinamientos por la crisis del coronavirus. Hasta ahora, ha vendido seis panes este año.

Dijo que entre sus clientes había un príncipe del Medio Oriente que había pedido 18 panes para su boda. Pero también ha habido interés por parte de clientes rusos y chinos.

El único requisito es pedir el pan con antelación, dejando entre 20 horas y 2 días para prepararlo, porque el proceso es demasiado largo para tenerlo listo para los clientes en tan poco tiempo.

La panadería también dispone de una caja fuerte especial donde se guardan los preciados ingredientes. Moreno dijo que necesitaba la caja fuerte para asegurarse de no quedarse sin ingredientes, que es lo que casi sucedió el verano pasado cuando la demanda de su pan se disparó.

La panadería también tiene como rutina suministrar pan a los clientes habituales, pero sin prisas. Moreno dijo que venden más de 170 tipos diferentes de pan y agregó: “Todos están ligados a la salud y han sido fermentados durante mucho tiempo, como recomiendan los médicos”.

La verdadera estrella de la panadería podría ser el pan de trigo sarraceno y quinoa, que venden por 4,2 euros cada uno, es decir, 400 panes al día.

Moreno dijo que pronto también planean posibilitar que los clientes compren su pan en línea.

HAGA CLIC AQUÍ PARA MÁS NOTICIAS EN ESPAÑOL