Image.1ac01d0beae8a2170b976092ebd8c598.1694443092.jpg

Nuestro mundo moderno tiene que ver con la información y las redes. Según las últimas estadísticas, hay más de 1,83 mil millones. sitios. La simultaneidad en cada campo es enorme si sólo se mira este número. Cuando intentas comprar algo en línea y la página web se carga más lento de lo habitual, probablemente encontrarás otros sitios web donde podrás comprar cualquier cosa que necesites sin demora. Debido a la enorme variabilidad de servicios y productos, no experimentará ninguna escasez si elige otra tienda online.

Por eso, las empresas están mejorando las tecnologías y los métodos que utilizan con regularidad. Incluso una pequeña empresa se beneficiará de una servidor dedicado en Suecia o cualquier otro lugar de su elección.

Hay un par de variantes populares de alojamiento que puede encontrar fácilmente en línea: servidores compartidos, privados virtuales y dedicados. Las primeras opciones están perfectamente bien, pero principalmente para empresas nuevas con tráfico mínimo y que no necesitan un alto rendimiento de inmediato. Una vez que su negocio comience a desarrollarse y a conseguir más clientes, se notará la necesidad de un espacio más seguro y un mejor rendimiento.

Un servidor dedicado es un uso de servidor individual. No es necesario compartir el almacenamiento ni ningún otro recurso con otras empresas. Permite la libertad de personalización en la medida que su negocio lo requiera. Además, no tendrá que preocuparse de que la eficiencia del sitio se vea influenciada por otros usuarios del servidor, como podría ocurrir en los servidores compartidos.

Cuando la necesidad de una solución más potente es vital, puede cambiar fácilmente al servidor dedicado. Aquí compartiremos las funcionalidades del servidor dedicado y sus beneficios sobre otras opciones.

Beneficios del uso del servidor

– Actuación. Un servidor dedicado será perfecto para empresas que requieren eficiencia, altas velocidades, mayor tráfico, máximo tiempo de actividad e incluso un par de aplicaciones en ejecución. No necesitarás preocuparte por el funcionamiento de tu servidor incluso durante la carga de trabajo completa.

– Seguridad. Con este tipo de servidor, usted obtiene acceso completo a la máquina física y otros usuarios no la comparten con usted. Ya está haciendo que este servidor sea más seguro en comparación con otras opciones.

Al compartir máquinas físicas o virtuales con otras personas, puedes convertirte en víctima de un ciberataque incluso si el objetivo inicial no estaba relacionado con tu plataforma. Además, puede administrar su configuración de seguridad, instalar el software que necesite y monitorear todo por su cuenta.

– Escalabilidad. Puede resultar difícil predecir todas las circunstancias que pueden provocar el crecimiento o el fracaso de una empresa. Por eso, la posibilidad potencial de actualizar o degradar el paquete hace que la utilización de un servidor dedicado sea más conveniente. Todo lo que necesita hacer es comunicarse con un equipo de soporte y discutir otros planes disponibles. En cuestión de horas, puedes actualizar tu plan y no preocuparte por el rendimiento.

– Flexibilidad. Puede configurar su servidor según sus necesidades, instalar cualquier software necesario y, en general, tener total libertad. Con los servidores compartidos, normalmente los clientes utilizan software preinstalado y tienen pocas posibilidades de cambiar algo.

– Estabilidad del ancho de banda. La mayoría de los proveedores web afirman que al utilizar un servidor dedicado, los elementos de su sitio funcionarán sin fallas. La velocidad de carga de la página y el tiempo de actividad constante crearán la mejor experiencia de usuario para sus clientes.

– Dirección IP. La propiedad intelectual única es crucial para un negocio exitoso. Si ha compartido IP con un par de usuarios más, puede esperar una clasificación SEO negativa, envío de spam o incluso estar involucrado en otros actos sospechosos sin que usted lo sepa.

Indicadores para cambiar a un servidor dedicado

– Tienes acceso a datos seguros. Si está tratando con una enorme cantidad de información sobre sus clientes, como direcciones, nombres, ubicaciones y más, entonces es recomendable pensar en un mejor método de seguridad. Un servidor dedicado será de gran ayuda con esto. Tendrá seguridad SSL e IP única.

– Su tráfico es mayor de lo esperado. Con un aumento en el tráfico, deberías pensar en una mejor usabilidad y UX general. Un servidor dedicado le ayudará con estos problemas.

– Ranking en buscadores. Si comparte un servidor con usuarios sospechosos que envían spam o comparten contenido para adultos, su tarifa definitivamente bajará. No influirás en la actividad del vecino, pero podrás trasladarte a tu propio espacio.

En conclusión, cada negocio tiene su presupuesto, necesidades y capacidades y elige lo que funciona mejor en un momento concreto. Muchos usuarios prefieren servidores compartidos y eso es fantástico porque puedes pagar menos y cubrir todas tus necesidades. Sin embargo, una vez que su negocio comienza a crecer, recibe más tráfico, aumenta la cantidad de datos y se preocupa por los problemas de seguridad, entonces es el momento de cambiar a un servidor dedicado.