142391.jpg

La Audiencia Provincial de Palma condenó el jueves a 27 personas a un total de 56 años y cinco meses por delitos de drogas y por ser miembros de una organización criminal. Además, tendrán que pagar 202.000 euros. La Fiscalía había pedido inicialmente penas por un total de 140 años.

El juicio se refería a hechos ocurridos en 2017. El 10 de mayo de ese año, la Guardia Civil practicó ‘Operación Valle’. El nombre de la operación se debió a que la principal zona de operaciones de droga de la banda era Sóller.

Un centenar de agentes participaron en redadas simultáneas en direcciones en partes de Palma, por ejemplo Son Gotleu, así como en Soller, Puerto Soller, Algaida y Sineu. Se incautaron más de un kilo de cocaína junto con 600 plantas de marihuana, 800 gramos de hoja de coca, importantes cantidades de hachís, 46.000 euros en efectivo y joyas valoradas en 48.000 euros.

Cuando comparecieron por primera vez ante el juzgado de Palma, fue necesario un autobús de la Guardia Civil para transportarlos a todos. Muchos de ellos vivían en Sóller y Puerto Sóller.

Dos miembros de la pandilla harían viajes regulares entre Palma y Sóller. Los investigadores determinaron que un coche se utilizó para 174 viajes a lo largo de un año.