Untitled Design 5.png

El récord mundial de consumo de croquetas se ha batido en menos de tres horas: un murciano come 237 bocados españoles.

Valentín Carrasco, de 30 años, logró burlarse de la asombrosa cantidad, que pesaba en total 5,92 kg.

Batió récords en Solo de Croquetas, Madrid, donde realizó la hazaña foodie.

LEER MÁS:

Fueron necesarios casi cien años para batir el anterior récord de 236 croquetas, establecido por Patxi Bollo en 1936.

Cuenta la leyenda que el anterior plusmarquista ‘no pudo contenerse’ y destrozó más de 200 croquetas debido a su delicioso aroma.

El concurso de este año se celebró en el restaurante madrileño Solo de Croquetas, conocido por su gran selección de delicias españolas.

El esfuerzo del cartagenero no quedó sin recompensa, llevándose a casa un premio de 1.000€

El youtuber se ha hecho un hueco, a menudo asumiendo desafíos alimentarios. Foto: valferrerfood/Instagram

Destrozó a la competencia, ya que el segundo campeón solo logró 182 croquetas.

En tercer lugar, un comensal canario se comió unos 130 bocados empanizados.

En declaraciones a La Verdad dijo: “Este fue el desafío más difícil que he asumido.

“Me cansa mucho el sabor y al final me comí seis kilos de croquetas, también me bebí un litro de agua, otro litro y un poquito de leche y cinco o seis Coca-Colas”.

Carrasco, un youtuber dedicado a batir récords, ya se ha convertido en la primera persona en comerse 16 sobaosuna tarta tradicional cántabra, en menos de ocho minutos.

Batió el récord existente por seis.

LEER MÁS:

Suscríbete a Olive Press