Venezuela Health Animal Snakes.jpg

Imagínese poder ver en la oscuridad, no con una linterna o un dispositivo de visión nocturna, sino con sus propios ojos. Imagina poder detectar los más mínimos cambios de temperatura, incluso a distancia, y utilizarlos para localizar tu objetivo.

Este no es un escenario de ciencia ficción, sino una realidad para un grupo de serpientes conocidas como víboras. Las víboras han desarrollado un notable sentido de visión térmica que les permite cazar en completa oscuridad.

Pueden hacerlo gracias a sus órganos foso, sensores especializados cerca de sus fosas nasales que pueden captar la radiación infrarroja emitida por animales de sangre caliente.

Pero, ¿cómo funcionan estos órganos foso? ¿Cómo convierten el calor en señales que el cerebro de la serpiente pueda entender? ¿Y qué podemos aprender de ellos para mejorar nuestra propia tecnología? Estas son algunas de las preguntas que un equipo de investigadores de la Universidad de Yale ha intentado dar respuesta.

Han desarrollado un modelo matemático que explica la mecánica y la lógica detrás de la visión nocturna de la víbora. Su modelo no sólo revela los secretos de estas fascinantes criaturas, sino que también abre nuevas posibilidades de innovación y descubrimiento en el campo de la termografía.

En este artículo, exploraremos cómo ven el mundo las víboras y cómo su visión podría inspirarnos a crear mejores dispositivos para detectar el calor.

El arma secreta de la víbora: sensores infrarrojos

(Foto: YURI CORTEZ/AFP vía Getty Images)

Víboras de fosa se encuentran entre los depredadores nocturnos de mayor éxito en el reino animal. Pueden cazar en una variedad de hábitats, desde selvas hasta desiertos, gracias a su notable capacidad para sentir el calor.

Las víboras tienen órganos especializados cerca de sus fosas nasales, llamados órganos de fosa, que pueden detectar incluso las más mínimas diferencias de temperatura en su entorno.

Estos órganos actúan como cámaras infrarrojas biológicas, lo que permite a las serpientes localizar la ubicación de sus presas de sangre caliente en la oscuridad.

Las víboras no son los únicos animales que han desarrollado formas de detectar señales débiles en su entorno. Muchas otras especies han desarrollado adaptaciones únicas para percibir sonidos, olores, campos eléctricos o campos magnéticos.

Sin embargo, las víboras destacan por su excepcional sensibilidad térmica y precisión. Pueden detectar variaciones de temperatura tan pequeñas como 0,003°C y distinguir objetos que están a sólo unos pocos centímetros de distancia.

Lea también: Conozca a la víbora india que lleva el nombre de Salazar Slytherin: Trimeresurus Salazar

Las matemáticas detrás de la visión de la serpiente: un nuevo modelo

¿Cómo logran las víboras tal Impresionantes hazañas de visión térmica.? Ésta es la pregunta que un equipo de investigadores de la Universidad de Yale se propuso responder.

Desarrollaron un modelo matemático que describe cómo funcionan los órganos foso y cómo las serpientes procesan la información térmica que reciben.

El modelo revela que los órganos fosas están compuestos por miles de células diminutas que actúan como píxeles de una cámara digital. Cada célula responde a un rango específico de longitudes de onda infrarrojas y envía una señal al cerebro de la serpiente.

Luego, el cerebro combina las señales de ambos órganos fosas para crear un mapa tridimensional del paisaje térmico.

Los investigadores también descubrieron que los órganos fosas tienen un diseño inteligente que mejora su rendimiento. Los órganos fosas tienen forma de hemisferios, lo que les permite capturar un amplio campo de visión.

También tienen una fina membrana que recubre las células, que actúa como una lente que enfoca la luz infrarroja. La membrana también ayuda a filtrar el ruido de fondo y evita que los órganos de la fosa se sobrecalienten.

Los investigadores esperan que su modelo no sólo arroje luz sobre la evolución y la ecología de las víboras, sino que también inspire nuevas aplicaciones tecnológicas.

Al imitar los sensores térmicos de las víboras, imaginan crear dispositivos más eficientes y precisos para la obtención de imágenes térmicas, como cámaras, sensores o drones.

Estos dispositivos podrían tener diversos usos en campos como la seguridad, la medicina o la conservación de la vida silvestre.

En resumen, el estudio de la Universidad de Yale demuestra cómo las matemáticas pueden ayudarnos a comprender y apreciar los complejos e ingeniosos sistemas que la naturaleza ha ideado.

Al desentrañar los secretos de la visión nocturna de la víbora, los investigadores han abierto nuevas posibilidades de innovación y descubrimiento.

Artículo relacionado: Se ha encontrado una nueva especie de víbora venenosa en una reserva natural en China

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.