896e822a876e2b3a0c438d1ab8bb75dd.jpg

La directora general de Transportes por Carretera, Roser Obrer, ha confirmado a las distintas asociaciones presentes en la Comisión Nacional de Transportes por Carretera (CNTC) que el Gobierno español descarta definitivamente imponer peajes por el uso de las autopistas españolas, como pide Bruselas. Una medida que preocupa no sólo a los conductores profesionales autónomos y a las pequeñas empresas de transporte de mercancías o pasajeros, sino también a los miles de agentes comerciales y otros autónomos que utilizan su vehículo como herramienta de trabajo. En España existen actualmente 12.035 kilómetros de vías de alta velocidad, de los cuales sólo 1.514 son de peaje, después de que 550 kilómetros hayan pasado a ser de pago por uso gratuitos en 2021, por finalizar el periodo inicial de esta concesión. Roser Obrer se ha comprometido con los representantes de los transportistas a presentar en breve un proyecto de Real Decreto en el que, entre otras cosas, quede claro este rechazo a la tarificación de carreteras y autopistas. Un impuesto que los profesionales de la carretera denominan popularmente “euroviñeta”, en referencia a la pegatina que el conductor compra y pega en el parabrisas y que funciona a modo de tarifa plana, y que la Unión Europea lleva años impulsando para la red de carreteras. Primero, con una tarifa en función del tiempo de uso, y luego a través de un peaje en función de la distancia recorrida.

El Gobierno fomentará el transporte de mercancías por ferrocarril

Esta negativa española, que ya había sido acordada con la Comisión Europea -que la exigía como parte de los compromisos de movilidad sostenible-, ha podido mantenerse a cambio de la utilización de trenes en el transporte de mercancías en el país, un modelo más sostenible y medioambiental. alternativa amigable al transporte por carretera. De lo contrario, Bruselas amenazó con retrasar la segunda fase del Plan de Recuperación español para movilizar todos los fondos europeos Next Generation de aquí a 2026 (entre transferencias y préstamos hasta 25.600 millones de euros en 2024, hasta 44.600 millones en 2025 y hasta 44.300 millones de euros en 2025). mil millones en 2026). El nuevo acuerdo entre España y Bruselas incluye la sustitución de los peajes por otras soluciones para intentar reducir las emisiones contaminantes del transporte por carretera. Lo que nos compromete a la introducción de medidas para favorecer el traslado de mercancías por ferrocarril. Con tres novedades: la primera es la obligación de implementar un programa de desarrollo de carreteras ferroviarias, “en aquellos corredores donde sea viable y exista interés empresarial para su desarrollo”; El segundo es la asunción del compromiso de “aprobar una bonificación en las tarifas ferroviarias para el tráfico de mercancías por un período mínimo de cinco años”; y, finalmente, que nuestro país “desarrolle un programa de apoyo al transporte ferroviario de mercancías, con medidas de incentivo al cambio modal desde la carretera y con un plan concreto de modernización del sector”. El proyecto de Real Decreto, que se someterá a consulta pública en los próximos días, establecerá expresamente la no aplicación de peajes a la circulación en las autopistas y otras vías que forman parte de la Red General del Estado, con la lógica excepción de las autopistas privadas. sujetas a régimen de concesión, es decir, vías de peaje que ya existen y están bajo un concepto de gestión de largo plazo. Establecer los criterios para fijar el peaje máximo a cobrar por los concesionarios privados de autopistas, y para los cuales se deberán tener en cuenta en el precio las emisiones de los vehículos como novedad. El cargo España supera la demanda de peajes de la UE al ofrecer opciones de transporte más sostenibles apareció por primera vez en N332.es – Conducir en España.