Portman Cable.jpg

Un nuevo fin de semana, y por tercera vez en las últimas tres semanas, el sabotaje deja incomunicados a más de mil vecinos de Portmán.

El viernes al mediodía se cometió el tercer robo consecutivo de un cable del mástil repetidor de Telefónica que da cobertura de voz y datos a 1.000 vecinos de la localidad. La consecuencia es que, salvo aquellas personas que estén abonadas a Internet por cable, nadie podrá utilizar su teléfono móvil, ni siquiera para llamar al 112, hasta que se repare el daño.

Además del robo del cableado, los delincuentes destruyeron gran parte de la instalación para dificultar su reparación.

Aunque los operadores de Telefónica ya estaban trabajando en el repetidor el viernes por la tarde, «no saben cuándo podrán restablecer el servicio», ha dicho el alcalde de La Unión, Joaquín Zapata.

El primero de los robos se produjo el pasado 15 de marzo y el segundo el día 19. La vigilancia de la Policía Local y la Guardia Civil ha aumentado desde entonces, pero los ladrones aún han podido actuar a plena luz del día.

El portavoz de las agrupaciones vecinales de Portmán, Daniel Portero, ha señalado que «se ha llegado a un punto en el que habrá que tomar medidas más contundentes, ahora hay que plantearse movilizaciones».