20240417 160732.jpg
  • Los primeros bares en abrir serán en La Caleta de Cabo Roig y la playa de La Glea, en Campoamor

Los vecinos de Orihuela Costa se están emocionando. Después de una larguísima espera, los bañistas pronto podrán volver a disfrutar de los chiringuitos. El martes por la mañana se podía ver al personal en los bancos de arena mientras empezaban a montar las cabañas.

Las instalaciones, que al finalizar el último contrato volvieron a ser propiedad municipal, están en manos de los adjudicatarios.

Los chiringuitos llevaban cerrados desde el 1 de enero del año pasado y finalmente fueron desmantelados en noviembre por orden de Costas hasta que se resolviera el nuevo concurso. Eso ya casi se ha completado con los bares de La Glea (Café Olé & Friends) y La Caleta (Adem Levante) que esperan abrir este fin de semana.

El ayuntamiento había prometido abrir los chiringuitos en Semana Santa, pero al final los trámites administrativos resultaron mucho más complicados de lo que se pensaba.

Aunque llevamos semanas esperando que se anuncien los adjudicatarios, la entrega de documentación adicional y garantías han retrasado el proceso. Además, el tiempo tampoco acompañó durante parte de la Semana Santa y sólo en los últimos días las altas temperaturas están devolviendo a los bañistas a las playas de Oriola.

Sólo queda por adjudicar uno de los lotes, quedando pendientes los contratos de Punta Prima, Cala Mosca y Cala Estaca.

Cala Mosca, por su parte, tiene problemas recurrentes de vertidos y estancamiento de agua y el martes personal del ayuntamiento retiró un líquido verdoso que se había ido acumulando en las últimas semanas, muy cerca del solar que ocupa habitualmente el chiringuito. Así lo informó la asociación de vecinos de Cabo Roig.

Hasta el momento el equipo de gobierno no ha podido evitar que el agua se filtre en la zona, ni determinar el origen, aunque sí niegan que sea fecal.

El año pasado fue precisamente este problema el que provocó la pérdida de la bandera azul de calidad turística durante unas semanas.