Modified E Scooter.jpg

La Policía Local de Guardamar se vio sorprendida el fin de semana, rascándose la cabeza, mientras revisaban las normas y reglamentos de la DGT (Dirección General de Tráfico) buscando el apartado que podría ser aplicable a un patinete eléctrico bastante inusual que interceptaron mientras conducía por las calles de la ciudad.

Los agentes detuvieron a un ciudadano que había adaptado su scooter para arrastrar un cochecito en el que viajaba su hija.

“Nunca dejo de sorprenderme algunas de las cosas que veo en nuestras calles”, dijo uno de los agentes.

El scooter eléctrico tenía una barra rígida fijada al chasis del cochecito de su hija mientras él avanzaba alegremente por su camino, llevando detrás a la niña, las compras diarias y una maceta que sobresalía.

Un hombre detenido en Guardamar arrastrando el cochecito de su hija con un patinete eléctrico

Según explicó el agente, “los vehículos no pueden sufrir reformas que alteren su naturaleza, y un patinete eléctrico no puede tener más de dos ruedas, ni ser utilizado por más de una persona”.

Son numerosos los accidentes que afectan a personas que circulan en Vehículos de Movilidad Personal (PMV), es decir, patinetes eléctricos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) y los distintos cuerpos policiales locales nos recuerdan periódicamente las normas de uso de estos vehículos para garantizar la seguridad vial, pero aún vemos usuarios que son capaces de sorprendernos por su total desprecio de la ley. así lo atestiguó la Policía Local de Guardamar del Segura.