143393.jpg

La mayoría de los 22.051 espectadores que abarrotaron el vibrante Son Moix el martes por la noche para ver al Real Mallorca jugar contra la Real Sociedad en el Copa del Rey En el partido de ida de semifinales, esperábamos otra eliminatoria de copa a sangre y fuego como la que disputamos ante el Girona en la última ronda. En cambio, obtuvieron un juego mediocre. dominado durante largos periodos por los visitantes. Controlaron mejor el balón, pasaron mejor el balón y realizaron más de 500 pases, realizando cinco disparos a portería y el Real Mallorca ninguno. La Sociedad debería haber ganado este partido cómodamente y se perdió a algunos asistentes increíbles, especialmente de su larguirucho delantero nigeriano Sadiq.

Ambos equipos jugaron un partido intenso pero al final acabó sin goles, una lástima porque el ambiente era estupendo y el público apoyaba mucho al equipo de Palma. Nuestra defensa menos el suspendido Raillo puso una magnífica acción de retaguardia pero fue en la delantera donde nos faltó penetración. Los delanteros Abdón Prats y Larín se esforzaron, pero me temo que Larín, una vez más, halaga para engañar.

Al final, todo está en juego en el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey ante 40.000 aficionados de la Sociedad. 27 de febrero. El Mallorca no gana allí desde hace 12 años y no marca allí desde hace 16 años.

En las eliminatorias de copa todo el mundo puede jugar, pero el Mallorca debe hacerlo mucho mejor para aspirar a alcanzar el tercer puesto. Copa Final en 108 años.

Lo siguiente para el Mallorca es un partido imprescindible de seis puntos en casa ante el Rayo Vallecano el domingo a las 16.15 horas. Quizás entonces podamos ver al Mallorca marcar en casa. en la ligaalgo que no veíamos desde el nuevo partido inaugural de Son Moix ante el Celta de Vigo que acabó 1-1.