Us Science Space Nasa Osiris Rex.jpg

Los volcanes se encuentran entre las fuerzas de la naturaleza más poderosas e inspiradoras. Pueden crear nuevas tierras, destruir civilizaciones y alterar el clima. Pero, ¿cuánto sabemos realmente sobre la historia y el impacto de estos fenómenos de fuego?

Un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience revela algunas ideas sorprendentes sobre el papel de los volcanes antiguos en la configuración de nuestro planeta y su entorno.

Al analizar los niveles de mercurio en muestras de núcleos de roca de un sitio en Gales, Reino Unido, los investigadores pudieron reconstruir el momento y la magnitud de erupciones volcánicas masivas que ocurrieron hace millones de años.

Estas erupciones liberaron enormes cantidades de carbono a la atmósfera, desencadenando períodos de calentamiento global y extinciones masivas.

El estudio, dirigido por un equipo internacional de científicos de Penn State y la Universidad de Oxford, ofrece un método novedoso para estimar el exceso de mercurio que deja la actividad volcánica en el registro geológico.

El mercurio es un oligoelemento que los volcanes emiten junto con el carbono y otros gases.

Al medir la concentración de mercurio en las capas de roca, los investigadores pudieron inferir cuánto carbono liberaron los volcanes y con qué rapidez sucedió.

El cuento de Mercurio: una nueva forma de leer la historia de la Tierra

(Foto: MARK FELIX/AFP vía Getty Images)

Los investigadores se centraron en un sitio llamado Mochras Farm, donde en la década de 1960 se extrajo una muestra de núcleo de casi 1,4 kilómetros de largo.

El núcleo se extiende sobre 13 millones de años de historia de la Tierradesde finales del Jurásico hasta principios del Cretácico, y contiene evidencia de varios eventos volcánicos importantes que ocurrieron durante este tiempo.

Los investigadores utilizaron una técnica llamada fluorescencia de rayos X para escanear el núcleo y medir los niveles de mercurio en cada capa. Descubrieron que la concentración de mercurio variaba significativamente en todo el núcleo, lo que indica períodos de alta y baja actividad volcánica.

También compararon los datos del mercurio con otros indicadores de los cambios en el ciclo del carbono, como los isótopos de carbono y el polen fósil, para confirmar la correlación entre las erupciones volcánicas y los impactos ambientales.

Los investigadores pudieron identificar cuatro episodios distintos de actividad volcánica masiva que ocurrieron hace unos 201, 170, 160 y 127 millones de años.

Estos episodios coincidieron con períodos de calentamiento global, acidificación de los océanos y pérdida de biodiversidad, así como con importantes transiciones en la evolución de la vida en la Tierra.

Por ejemplo, el primer episodio, que ocurrió hace unos 201 millones de años, marca el final del período Triásico y el comienzo del período Jurásico.

Este episodio está asociado con la desintegración del supercontinente Pangea y la formación del Océano Atlántico. También está relacionado con una de las mayores extinciones masivas en la historia de la Tierra, conocida como el evento de extinción Triásico-Jurásico, que acabó con alrededor del 76% de todas las especies del planeta.

Los investigadores estimaron que este episodio implicó la liberación de entre 6.500 y 10.500 gigatoneladas de carbono a la atmósfera en un lapso de unos 600.000 años.

Para poner esto en perspectiva, la tasa actual de emisiones de carbono inducidas por el hombre es de unas 10 gigatoneladas por año, y la cantidad total de carbono en la atmósfera hoy es de unas 850 gigatoneladas.

Lea también: Contaminación del agua: las cáscaras de naranja pueden absorber mercurio, según muestra un nuevo estudio

El eco ambiental: lo que los volcanes antiguos pueden enseñarnos sobre el presente y el futuro

El estudio no sólo arroja nueva luz sobre el pasado de la Tierra, sino que también tiene implicaciones para nuestro presente y futuro. Los investigadores sugieren que al estudiar la Eventos volcánicos antiguos y sus consecuencias ambientales.podemos comprender mejor la sensibilidad y resiliencia del sistema terrestre a las perturbaciones del carbono.

El estudio también destaca la importancia de reducir nuestras emisiones de carbono y mitigar el cambio climático.

Los investigadores advierten que si continuamos emitiendo carbono al ritmo actual, podríamos alcanzar el mismo nivel de carbono atmosférico que los antiguos episodios volcánicos en menos de un siglo. Esto podría tener efectos devastadores en el clima, los océanos y la biosfera.

Los investigadores esperan que su estudio inspire más investigaciones sobre la historia y el impacto de los volcanes antiguos, así como el desarrollo de métodos más precisos y confiables para medir y modelar sus emisiones de carbono.

También esperan que su estudio genere conciencia y aprecie el papel de los volcanes en la configuración de nuestro planeta y su medio ambiente.

Los volcanes no sólo son destructivos, sino también creativos. Han influido en la evolución de la vida, la formación de continentes y la regulación del clima. Son parte del equilibrio natural de la Tierra y debemos respetarlos y aprender de ellos.

Artículo relacionado: La Fosa de las Marianas y otras fosas del Océano Pacífico obtienen mercurio tóxico de los cadáveres de peces

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.