146999.jpg

Alrededor de las 11 de la mañana del sábado, un barco de la Agencia de Seguridad Marítima localizó Un barco volcado a la deriva frente a las costas de Canyamel (Capdepera).

Era un barco de doce metros que se creía que era para transportar drogas y fue remolcado hasta el puerto de Cala Ratjada.

Además de inspeccionar la embarcación, la Guardia Civil movilizó al grupo de buceo GEAS del cuerpo y a un helicóptero para buscar paquetes de drogas. También se busca a quien iba en la embarcación.

En octubre del año pasado se inició una importante búsqueda después de que se descubrieran cuatro paquetes de hachís en Santa Ponsa. Más de veinte fueron recuperados en varios puntos de la costa suroeste y en lugares tan lejanos como Deya. Se creía que una tormenta había provocado que la droga acabara en el mar.

En abril de 2023, hubo otra búsqueda de paquetes. Estos fueron arrojados por la borda durante una persecución a alta velocidad de una patera de la Guardia Civil que acabó en Cala d’Or. En aquella ocasión se produjeron detenciones, cosa que no ocurrió en octubre, salvo la de dos individuos que encontraron un bulto en la Costa de la Calma y se lo llevaron con intención de vender la droga.