147841.jpg

El principal grupo de la oposición en el ayuntamiento de Pollensa, Tots per Pollença-El Pi, afirmó el miércoles que la administración está «poniendo en peligro la temporada turística» porque hay Sin servicios para las playas de Puerto Pollensa y Cala San Vicente..

El ayuntamiento aún no tiene autorización de la dirección de costas licitar los servicios: tumbonas, sombrillas, bares. La dirección, dependiente del Govern Balear desde la transferencia de competencias de la Autoridad Estatal de Costas, ha añadido ciertos requisitos a la solicitud original. La oposición culpa a la administración de haber provocado el retraso.

El alcalde Martí March respondió el miércoles diciendo que el solicitud y la nueva documentación que necesitaba la dirección se entregaron a tiempo, aunque admitió que se podría haber hecho antes.

El martes de la próxima semana, explicó el alcalde, especificaciones para la licitación de servicios serán aprobados, incluso sin autorización de la dirección de costas.

«Haremos la licitación de forma condicional, informando a la empresa que el contrato depende de esta autorización». March añadió que está en contacto constante con la dirección y que espera poder obtener autorización en breve. «Tienen hasta mayo, aunque es posible que nos lo entreguen a mediados de abril».