64fd04ba 6710 4a56 Bc6a 285fb5ffae73 16 9 Discover Aspect Ratio Default 0.jpg

Pedro Sánchez denunció el miércoles la «estrategia de acoso y derribo» que, según él, están impulsando PP y Vox contra él y su mujer, Begoña Gómez. Un ataque que, durante cinco días, ha tenido que reflexionar si le merecía la pena aguantar por ser presidente del Gobierno. «He decidido seguir», ha asegurado este lunes despejando las dudas y avisando de que pondrá en marcha una «regeneración democrática«. No ha habido mayor concreción y sus socios han protestado. Todos ellos han pedido pasar de las palabras a los hechos y varios han puesto sobre la mesa sus recetas para acabar con el ‘lawfare’.