Teachers Strike To Prevent Education Cuts.jpg

El jueves, docentes de la región de Valencia participaron en una huelga, después de que los sindicatos se unieran para tratar de evitar que el gobierno regional del PP y VOX implementaran recortes en el sistema educativo.

Apenas diez meses después de que el PP y VOX asumiera el gobierno en Valencia, los docentes han tenido que protestar por una serie de cambios, entre ellos la nueva ley de libertad educativa, que permitirá a los padres votar sobre la “lengua base” en cada curso de cada centro y que, en la práctica, vuelve a un sistema similar a la doble línea en castellano y valenciano, y se considera un “golpe mortal al valenciano”, que es una de las promesas de VOX, de eliminar todas las demás lenguas.

Otro motivo es la entrada en vigor del distrito escolar único, que permitirá a las familias elegir cualquier centro de su localidad en lugar de verse limitadas por el sistema de puntos a los colegios del barrio en el que residen. Varios estudios de la OCDE, la Universidad de Valencia y Save The Children concluyen que este modelo aumenta la brecha entre estudiantes ricos y pobres, beneficia a las escuelas concertadas y crea “escuelas gueto”, por lo que la plataforma pide su retirada.

Los recortes presupuestarios en algunas áreas son otro campo de batalla que ha alimentado las movilizaciones. El primero que denuncian es el aplicado al Plan Edificante, para la construcción de colegios e institutos públicos. Según los presupuestos de la Generalitat, Educación recorta esta partida en 120 millones de euros, un 40% menos que el año pasado, lo que deja en el aire decenas de obras.

El presupuesto para Formación Profesional también cae un 50%, de 109 a 55 millones. Además, Educación anunció recientemente que cerrará 206 aulas de Educación Infantil y Primaria para el próximo curso académico debido a las “bajas tasas de natalidad”.

Además, denuncian los recortes en las Escuelas Oficiales de Idiomas, por lo que Stepv, el sindicato mayoritario, estima que se verán afectados 8.500 estudiantes, 244 grupos y 61 docentes. El Ministerio, sin embargo, habla de «reorganización» y explica que casi la mitad de los grupos de la EOI no cumplían la ratio mínima de alumnos, especialmente en lenguas como el euskera, el ruso, el chino o el rumano, de ahí que «concentren» grupos en función de Bajo demanda.

La Escuela Oficial de Idiomas de Torrevieja es una de esas universidades que verá una reducción de clases, a pesar del interés extranjero en la zona.

Por su parte, el PSOE local ha ofrecido apoyo a la huelga educativa unitaria en defensa de la educación pública, compartiendo las demandas de los docentes. Los socialistas animan a los trabajadores y a la sociedad valenciana a apoyar activamente las acciones de protesta para evitar la segregación escolar y conseguir la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de la Educación, avanzando así en una educación pública de calidad.

Del mismo modo, el PSOE se muestra en contra de la paralización del Plan Edificante, que está provocando un gran retraso en la reparación y reforma de los centros escolares, hechos que ponen en riesgo la seguridad y el bienestar de toda la comunidad educativa.

Por su parte, la Consejería de Educación, Universidades y Empleo autonómica, se han apresurado a afirmar que la huelga no tiene apoyo, alegando que sólo el 18,05% del profesorado apoya la acción para proteger la educación.

Dicen que hasta las 11.30 horas, 12.603 docentes de los 69.840 docentes de la Comunidad Valenciana han apoyado la huelga.

Mientras tanto, las calles se llenaban de lo que parecían decenas de miles de personas en Alcoi, Alicante, Dénia, Castellón, Elx, Gandia, Ontinyent, Petrer, Puerto de Sagunto, Torrevieja y València, además de concentraciones de profesores y estudiantes de cientos de centros en todo el territorio valenciano.