The Farce Of Orihuela Culture Continues.jpg

Todas las buenas historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final, pero hay algunos grandes de la cultura que se convierten en una epopeya, una serie, una “franquicia” (en terminología moderna), y luego están aquellas que no son más que una farsa, pero En la vida real, estas historias de desgracias tienen graves consecuencias.

En el departamento de Cultura de Orihuela hemos visto estas farsas del mundo real desarrollarse durante las últimas semanas, con la Exjefe enfrenta denuncias de acosoconcejales despedido de forma dictatorialy ahora que el alcalde en el centro de todo, Pepe Vegara, aparentemente ha trazado el camino que se adapta a su agenda, pasamos a Acto III – Acoso laboral – El regreso.

La nueva directora del Departamento de Cultura, Nuria Masip, nombrada por Vegara y miembro de las listas del PP en las últimas elecciones, también se enfrenta a una denuncia por acoso laboral.

Así lo ha revelado el PSOE de Orihuela, después de que Masip anunciara que presentará una denuncia contra Aynara Navarro por unas declaraciones que la concejala socialista realizó el lunes en relación a la carta que envió la empleada sobre acoso escolar.

El PSOE de Orihuela ha dado la cara a su concejal asegurando que Navarro se refería única y exclusivamente a ese escrito, no a que hubiera un procedimiento judicial abierto contra Masip. Sin embargo, han sabido que esta denuncia ha sido presentada. Los socialistas explican en el comunicado que “hasta el día de hoy, hemos tenido conocimiento de que la trabajadora de la Sociedad ha interpuesto una demanda ante el Juzgado de lo Social de Elche, contra la Sociedad Cultural Orihuela, fundada precisamente, entre otros, en los hechos que ella denunció. al Alcalde y en el tiempo transcurrido desde que el actual gerente pasó de guía turístico a Secretaría Técnica, cargo que hay que recordar, no existía en la Sociedad, hasta ese momento.

Por ello, no sólo defendemos las declaraciones de la concejala Aynara Navarro, sino que también solicitamos al Alcalde el cese inmediato del actual directivo. Entendemos que los hechos relatados en la carta del trabajador fueron suficientes para no haber llevado al Consejo el nombramiento del actual gerente.

Y así el drama continúa, pero no en el buen sentido, aunque tal vez haya esperanzas para el futuro de que las próximas generaciones participen en recorridos teatralizados por Orihuela que representen el reinado del actual alcalde y las acciones infligidas al perfil cultural municipal, aunque, Soy gente del drama… ¡Tenemos una idea para una ópera!