Brazil Amazon Rainforest.jpg

En una era en la que el cambio climático representa una amenaza significativa para los ecosistemas globales, los bosques tropicales se han convertido en guerreros resilientes en la batalla contra la acumulación de carbono.

Un reciente experimento de campo a gran escala ha arrojado luz sobre la notable adaptabilidad de estos bosques, revelando su capacidad para prosperar incluso en suelos pobres en nutrientes.

Las estrategias adaptativas superan la escasez de nutrientes

(Foto: MAURO PIMENTEL/AFP vía Getty Images)

El estudio, encabezado por Michelle Wong y publicado en Nuevo fitólogoimplicó un extenso experimento de campo en el bosque húmedo tropical de tierras bajas de Panamá.

El experimento, que abarcó 76 parcelas en 16 kilómetros cuadrados, incluyó áreas boscosas desde pastos recientemente abandonados hasta rodales maduros de 600 años de antigüedad.

Los investigadores aplicaron fertilizantes que contenían nitrógeno, fósforo o ambos en algunas parcelas, mientras que otras quedaron sin fertilizar.

Este enfoque permitió al equipo observar la respuesta de los bosques a diferentes niveles de nutrientes. Los hallazgos fueron sorprendentes: los bosques tropicales mostraron una notable capacidad para ajustar sus estrategias de adquisición de nutrientes.

Utilizaron enzimas secretadas por las raíces de los árboles y formaron asociaciones con hongos micorrízicos para acceder al escaso fósforo del suelo.

Esta adaptabilidad es crucial porque los suelos tropicales suelen tener niveles bajos de fósforo debido a la erosión. La preocupación ha sido que esta escasez podría limitar el crecimiento de los bosques, reduciendo así su papel como sumidero de carbono.

Sin embargo, el estudio sugiere que las estrategias flexibles de los bosques les permiten sustentar un sumidero de carbono en el futuro, incluso con limitaciones de nutrientes.

Implicaciones para la mitigación del cambio climático

Las implicaciones de este descubrimiento son profundas. Como señala Sarah Batterman, ecóloga de bosques tropicales del Instituto Cary de Estudios de Ecosistemas, la capacidad de los bosques tropicales para adaptarse a las limitaciones de nutrientes respalda el potencial de la reforestación tropical y la conservación de bosques intactos como solución climática a largo plazo.

Los hallazgos del estudio son un rayo de esperanza, ya que indican que los bosques tropicales pueden seguir sirviendo como un robusto sumidero de carbono.

Esta resiliencia no sólo subraya la importancia de preservar estos ecosistemas, sino que también ofrece una perspectiva esperanzadora de su contribución a la mitigación de los impactos del cambio climático.

Lea también: El calentamiento global podría provocar una falla en la fotosíntesis en los bosques tropicales, advierte un estudio

Estrategias específicas utilizadas por los bosques tropicales

Los bosques tropicales han desarrollado estrategias sofisticadas para hacer frente al desafío de los suelos pobres en nutrientes, en particular la escasez de fósforo, que es esencial para el crecimiento de las plantas. Estas son algunas de las estrategias específicas que utilizan:

Enzimas fosfatasas

Una estrategia implica la secreción de enzimas fosfatasas por las raíces de los árboles. Estas enzimas descomponen la materia orgánica del suelo y liberan fósforo que de otro modo no estaría disponible para las plantas.

Asociaciones de hongos micorrízicos

Otra estrategia clave es la relación simbiótica entre árboles y hongos micorrízicos. Estos hongos viven en el suelo y extienden el sistema de raíces de los árboles, aumentando la superficie de absorción de nutrientes. A cambio del carbono del árbol, los hongos ayudan a localizar y liberar nutrientes, incluido el fósforo, del suelo.

Plasticidad del rasgo de la raíz

Los bosques tropicales también exhiben plasticidad de los rasgos de las raíces, que incluye ajustes en los rasgos de las raíces finas, como la morfología, la arquitectura y la asociación con hongos micorrízicos arbusculares. Esto les permite optimizar la adquisición de fósforo en diferentes condiciones ambientales.

Fijación de nitrogeno

Algunos árboles tropicales pueden superar la limitación de nutrientes adquiriendo nitrógeno mediante la fijación simbiótica de dinitrógeno (N2).

Este proceso les permite invertir en enzimas fosfatasas ricas en N o mejorar su asociación con hongos micorrízicos arbusculares, mejorando así su adquisición de fósforo.

Estas estrategias resaltan la notable adaptabilidad de los bosques tropicales a su entorno. Al emplear una combinación de procesos biológicos, pueden mantener el crecimiento y continuar actuando como importantes sumideros de carbono, incluso frente a limitaciones de nutrientes.

En conclusión, la adaptabilidad de los bosques tropicales a suelos pobres en nutrientes es un testimonio de la resiliencia de la naturaleza. Destaca el papel fundamental que desempeñan estos ecosistemas en la salud de nuestro planeta y la lucha contra el cambio climático.

A medida que continuamos descubriendo los secretos de estos magníficos bosques, recordamos la importancia de su preservación para las generaciones futuras.

Artículo relacionado: La actividad de los incendios forestales en los bosques tropicales húmedos de África se ve exacerbada por la deforestación y el cambio climático [Study]

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.