Shutterstock 2206358625.jpg

EL Gobierno, representado por la Dirección General de la Costa y el Mar, se prepara para designar 800 metros de la playa de Arraijanal y los mil metros desde Almayate hasta la desembocadura del Río Vélez como zonas con grave riesgo de regresión. Esta decisión surge tras un profundo examen del comportamiento del litoral malagueño desde 1957 hasta 2022.

Una revisión exhaustiva revela una pérdida significativa

Estos informes revelan una importante pérdida de superficie de playa, que suman más de 22 hectáreas, en 65 años. De particular preocupación es la zona de Vélez, que ha experimentado una regresión constante que ha llevado a la desaparición casi completa de su delta.

Factores que contribuyen a la regresión costera

Varios factores contribuyen a esta regresión, incluido el desarrollo urbano en Guadalmar y las modificaciones en la desembocadura del río Guadalhorce, que impactan significativamente en la dinámica costera. Además, los cambios en la hidrología de la cuenca del río Vélez, junto con una mayor frecuencia de tormentas y patrones de olas alterados, exacerban el problema.

Marco legal y medidas futuras

Esta declaración se alinea con la Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral, que prohíbe nuevos desarrollos en áreas en peligro y permite extensiones limitadas de servicios públicos. Las estructuras existentes se mantendrán a menos que surjan amenazas inmediatas, y se espera que las partes interesadas contribuyan a las medidas de protección establecidas por la ley.

Para más noticias y eventos de la Axarquía haz clic aquí

Gracias por tomarse el tiempo de leer este artículo. Recuerda volver y comprobar Las noticias semanales del euro sitio web para todas sus noticias locales e internacionales actualizadas y recuerde, también puede seguirnos en Facebook y Instagram.