Brown And Gray Bird On Green Stem.jpg

Imagínese vivir en un paraíso donde tiene todo lo que necesita para sobrevivir y prosperar, solo para ser invadido por un parásito sediento de sangre que amenaza con acabar con toda su especie.

Este es el escenario de pesadilla que enfrentan los pinzones de Darwin, las aves icónicas que inspiraron la teoría de la evolución, en las Islas Galápagos.

Sin embargo, un nuevo estudio revela que algunos de estos pinzones han encontrado un refugio improbable: las zonas urbanas.

Este hallazgo desafía la suposición común de que los hábitats naturales siempre son mejores para la vida silvestre y abre nuevas vías para estrategias de conservación frente a amenazas invasoras.

Los improbables héroes de Galápagos

(Foto: Sreenivas/Unsplash)

El Islas Galápagos son famosos por su rica biodiversidad y vida silvestre única, especialmente los pinzones que inspiraron la teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin.

Sin embargo, estas aves icónicas se enfrentan a una grave amenaza por parte de una especie invasora: la mosca vampiro aviar, Philornis downsi.

Esta mosca, originaria de América del Sur continental, fue introducida accidentalmente en las Galápagos en la década de 1950 y desde entonces ha estado causando estragos en las poblaciones de pinzones.

Las moscas adultas son inofensivas, pero sus larvas se alimentan de la sangre de los polluelos, a menudo matándolos o dejándolos con graves deformidades.

Muchos estudios han demostrado que la mosca puede reducir la supervivencia de los polluelos de pinzón hasta en un 100% en algunos años, poniendo en peligro el futuro de los pinzones de Darwin.

Sin embargo, un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Connecticut (UConn) ha revelado un giro inesperado en esta historia de supervivencia: algunas poblaciones de pinzones que viven en entornos urbanos están mostrando signos de resistencia o adaptación a la mosca, lo que da esperanzas a los esfuerzos de conservación. .

Lea también: La exposición al ruido urbano puede influir en los rasgos morfológicos de los pinzones cebra

Adaptación urbana: un rayo de esperanza

El estudio, publicado en Cambiar biologíacompararon los efectos de la mosca en los pinzones que viven en hábitats naturales con los que viven en áreas urbanas, como ciudades y pueblos.

Los investigadores descubrieron que los pinzones urbanos tenían mayores tasas de supervivencia de los pichones, menores cargas de parásitos y una mayor expresión de genes relacionados con la respuesta inmune y la curación de heridas que sus homólogos rurales.

Los investigadores especulan que los pinzones urbanos pueden tener acceso a diferentes fuentes de alimentos, como alimentos o frutas proporcionados por humanos, que podrían mejorar su nutrición e inmunidad.

Alternativamente, los ambientes urbanos pueden tener condiciones ecológicas alteradas, como temperaturas más altas o menor humedad, que podrían reducir la abundancia o actividad de las moscas.

Sarah Knutie, profesora asociada de ecología y biología evolutiva en UConn y coprimera autora del estudio, dice que el descubrimiento desafía la suposición común de que los hábitats naturales ofrecen mejores condiciones para la vida silvestre.

También destaca las implicaciones de este hallazgo para las estrategias de conservación, ya que abre nuevas vías de investigación e intervención para proteger no sólo a los pinzones de Darwin, sino también a otras especies que enfrentan amenazas invasoras similares.

«Esto nos da la esperanza de que los pinzones de Darwin no estén completamente condenados», dice Knutie. «Necesitamos comprender cómo la urbanización influye en las interacciones entre las especies nativas e invasoras, y cómo podemos utilizar este conocimiento para mitigar los impactos de las especies invasoras en Galápagos y otros lugares».

Artículo relacionado: Las aves de la Ciudad de México han fumado cigarrillos para proteger a sus crías

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.