Alberto Sibaja 0305215 2 Scaled.jpg

El presidente del operador ferroviario español Renfe ha criticado a sus competidores, Ouigo e Iryo, por no ser financieramente viables para valerse por sí mismos.

Raúl Blanco, presidente de Renfe, dijo que las dos empresas de propiedad extranjera están perdiendo dinero a manos llenas y están siendo respaldadas por los gobiernos italiano y francés.

“Son empresas que facturan 100 millones de euros y pierden 45 millones en tres años”, comentó Blanco.

Cree que, si la pelea fuera entre tres empresas 100% privadas, «sería más equilibrada porque no tendrían pérdidas continuas y la situación del mercado sería mucho más estable».

RAÚL BLANCO (imagen de La Moncloa)

Ouigo e Iryo operan desde hace tres años servicios de trenes de alta velocidad de bajo coste en España y están ampliando rutas en competencia directa con Renfe.

Raúl Blanco prometió que la ‘guerra implacable de precios’ continuará.

«Veremos hacia dónde va», afirmó el jefe de Renfe.

Sus comentarios se producen después de que el ministro de Transportes de España, Óscar Puente, criticara también el apoyo que reciben Ouigo e Iryo de sus respectivos países.

«Nos gustaría tener en Francia las posibilidades operativas que la autoridad de competencia (CNMC) concede en España a empresas de Francia o Italia, que por cierto están perdiendo dinero y mucho», afirmó.

«Pero cuentan con el apoyo de sus empresas estatales».

OSCAR PUENTE(imagen La Moncloa)

Blanco insistió en la necesidad de una competencia leal durante su discurso en el desayuno de un acto organizado por el Foro Empresarial Llobregat.

“Debemos competir en igualdad de condiciones y así como se dan facilidades para la llegada de nuevos operadores en España, se debería hacer lo mismo en otros países”, añadió.

LEER MÁS:

Suscríbete a Olive Press