Ecuador Drugs Trafficking Zoo Animals.jpg

En lo profundo de los Andes colombianos, una expedición científica ha desenterrado un tesoro de fósiles que está reescribiendo nuestra comprensión de la América del Sur prehistórica.

El descubrimiento de enormes tortugas extintas arroja luz sobre una época perdida en la que las montañas de los Andes eran un paisaje muy diferente, repleto de vida.

Un vistazo a un mundo perdido

(Foto: GALO PAGUAY/AFP vía Getty Images)

Los fósiles recién descubiertos pertenecen a tortugas gigantes que vagó por la Tierra hace aproximadamente 57 millones de años.

Esta es la primera vez que se encuentran fósiles de este tipo en los Andes, una región más comúnmente asociada con picos elevados y terreno accidentado.

El gran tamaño y la presencia de estas antiguas tortugas pintan una imagen vívida de una época pasada en América del Sur.

«Estos fósiles sugieren una época en la que los Andes eran un entorno de elevación mucho más baja», explica el Dr. Edwin-Alberto Cadena, paleontólogo que dirigió la excavación. «El descubrimiento de estas enormes tortugas, criaturas que normalmente prosperan en áreas bajas con abundante agua dulce, sugiere la presencia de lagos interconectados y valles exuberantes donde ahora se encuentran los Andes».

El hallazgo es significativo no sólo por reconstruir la historia geológica de los Andes, sino también por su contribución a nuestra comprensión de la antigua biodiversidad de América del Sur.

Las épocas del Paleoceno y Eoceno, que se remontan a la época en que vivieron estas tortugas, fueron un período de cambios significativos en la Tierra. Los colosales reptiles ofrecen pistas valiosas sobre la fauna de vertebrados que habitó el continente durante este intervalo crítico.

Detalles de la tortuga gigante

La especie de tortuga gigante recién descubierta ha sido nombrada Puentemys mushaisaensis. Estos reptiles extintos medían la impresionante longitud de 1,5 metros (5 pies), lo que los convertía en verdaderos gigantes de su época. Los fósiles fueron desenterrados en el municipio montañoso de Socha, ubicado en el noreste de Colombia.

Este descubrimiento es particularmente significativo porque los fósiles más cercanos conocidos de Puentemys mushaisaensis se encontraron a cientos de kilómetros de distancia, cerca de la costa caribeña.

La presencia de estas tortugas gigantes en los Andes sugiere que el paisaje de la región alguna vez fue mucho más hospitalario para tales criaturas, con una vegetación exuberante y fuentes permanentes de agua dulce.

Lea también: El animal más longevo: la esperanza de vida de una tortuga gigante te sorprenderá

Rompecabezas de fósiles y conexiones antiguas

El Descubrimiento de tortuga colombiana llega inmediatamente después de otro hallazgo emocionante en el norte de América del Sur.

Los investigadores que estudian la Formación Socha, un depósito geológico que data del Paleoceno y el Eoceno, han desenterrado nuevos fósiles pertenecientes al grupo de las tortugas botrémídicos.

Estos fósiles representan una expansión significativa de la variedad conocida de tortugas botrémídidas en la antigua América del Sur.

Las tortugas botremídidas fueron uno de los grupos más diversos y extendidos de tortugas de cuello (pleurodiras) durante el Cretácico y parte del Paleógeno.

En América del Sur, el registro fósil de botrémídidos se limitaba anteriormente a un puñado de especies encontradas en Colombia, Brasil y Perú.

La presencia de tortugas botrémídidos en la Formación Socha sugiere que estos reptiles tuvieron una distribución biogeográfica más amplia en el norte de América del Sur durante el Paleoceno de lo que se pensaba anteriormente.

Esta distribución más amplia puede haber sido facilitada por una topografía baja y la conectividad de los ecosistemas a través de un corredor de fauna.

El estudio en curso de estos fósiles promete revelar aún más secretos sobre el pasado antiguo de América del Sur. A medida que los paleontólogos continúen con su meticuloso trabajo, podemos esperar obtener una comprensión más profunda del mundo perdido que existió bajo los imponentes picos de los Andes.

Artículo relacionado: Las tortugas gigantes de Aldabra en Madagascar que desaparecieron antes que los pájaros dodo regresarán después de 600 años

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.