Alcalde Dde Mojacar Y Portavos Geos 1 Scaled.jpg

Mojácar fue el punto de encuentro de un grupo de jubilados de la unidad de élite de la Policía Nacional Española, más popularmente conocida como GEOS.

Integrantes de las primeras promociones de la unidad, procedentes de todos los puntos del país, especializados en operaciones de alto riesgo, pasaron unos días en Mojácar para relajarse y conocer la localidad.

También sirvió para dos encuentros especiales: reencontrarse con miembros de la Policía Local de Mojácar, con quienes trabajaron y entablaron amistad a través de su colaboración con el grupo de narcóticos de Almería, y saludar una vez más a un mojácareño muy especial al que tenían motivo. a rescatar en el famoso atraco al Banco Central de Barcelona en 1981 cuando era uno de los rehenes que mantenían secuestrados los atracadores durante el intento de atraco.

Más de 20 GEOS y sus familiares fueron recibidos en el salón del Ayuntamiento por el Alcalde y mandos de la Policía Local de Mojácar.

En un acto oficial, pero lleno de gestos emotivos y amables, el alcalde, Francisco García Cerdá, les dio la bienvenida al municipio deseándoles una agradable estancia en Mojácar y reconociendo la importante labor que realizaron a lo largo de sus años de servicio.

El portavoz del grupo GEOS, en nombre de sus compañeros, entregó al alcalde una placa conmemorativa de su visita como recuerdo de su paso por Mojácar.

También agradeció la colaboración de Pedro Montoya, jefe de la Policía Local, y sus agentes durante el trabajo conjunto en el grupo narco de Almería. Gracias a este trabajo conjunto se consiguieron “logros importantes”, según afirmó, entregando además una placa como recuerdo de este encuentro, después de 40 años, que recibió Montoya en representación de la Policía Local.

Finalmente, y sin duda el discurso más emotivo del acto, lo pronunció el mojacarense Ángel Valero, que fue secuestrado en el atraco al Banco Central de Barcelona y cuyos salvadores se encontraban en la sala.

Muy emocionado, contó su experiencia en esos momentos difíciles: “Perdí seis kilos”, destacando el magnífico accionar de esta unidad de élite y que “gracias a ellos todo salió bien y nos salvaron la vida”.

Entre el intercambio de las muchas anécdotas de aquel día, el portavoz del GEOS obsequió a Valero un álbum con los recortes de prensa que se publicaron sobre el robo y que mantuvieron en vilo a todo el país, ocupando las portadas de todos los medios.

Tras el acto celebrado en el salón de actos del Ayuntamiento, los visitantes pudieron realizar una visita guiada por el casco antiguo del pueblo acompañados de un experto de la Oficina de Turismo, que les llevó por los rincones más emblemáticos y les explicó la historia del municipio.