Montezenia Urbanisation Remove Access To Public.jpg

A pesar de las múltiples peticiones, la urbanización de Montezenia aún no ha sido aprobada por el Ayuntamiento y, hartos de la falta de apoyo y mantenimiento, los vecinos han decidido cerrar la Av de la Luz, la vía que une Torre Zenia y La Zenia, a todo el tráfico que no sea el de residentes de la urbanización.

Montezenia se unirá ahora a Las Colinas, convirtiéndose en la segunda urbanización de Orihuela Costa con acceso restringido controlado por una empresa de seguridad privada.

Las calles nunca fueron adoptadas formalmente por el Ayuntamiento de Orihuela, una cuestión que ha irritado durante mucho tiempo a los vecinos de esta zona residencial del interior de la costa oriolana.

Han venido manifestando una recurrente falta de mantenimiento en las vías, con grietas y grandes baches en el firme que no se reparan salvo a costa de los propios vecinos. Las calles, en general, ni siquiera cuentan con aceras, lo que representa un riesgo añadido. De hecho, afirman, los accidentes de tráfico ocurren de forma habitual.

Después de varios intentos para que el Ayuntamiento se hiciera cargo y tomara posesión efectiva de las calles, finalmente los habitantes, a través de su administrador de fincas, han decidido responsabilizarse y comenzar a asumir ellos mismos los costes de mantenimiento de las vías. Surge así la paradoja de que, aunque estas personas pagan sus impuestos al municipio, sólo recibirán el servicio de residuos/basura, ya que el resto del mantenimiento de la urbanización lo harán por su cuenta.

Para que el Ayuntamiento se haga cargo del mantenimiento de las vías, como ya ocurrió en el caso de la urbanización Montepinar, tendría que haber una inversión importante, por ejemplo, en canalización de agua, ya que hay algunas vías que carecen de alcantarillado e incluso Encendiendo.

Cerrado con una puerta de metal.

Esta semana se ha dado el primer paso hacia esa ‘independencia’ que la Asociación de Vecinos de Cabo Roig y Lomas ha anunciado en sus redes sociales. Los trabajadores, como se puede observar en las imágenes, están levantando un portón en la Avenida de la Luz, en su cruce con la calle Orihuela. Mientras tanto, también se exhibió un aviso del cierre en un palé de madera en la entrada de La Zenia a la urb.

El consistorio ha aceptado que los vecinos tienen derecho a realizar esta obra, ya que, según entienden, las calles actualmente son “propiedad privada”.

La Avenida de la Luz es la vía principal de la urbanización que estructura toda la zona residencial repleta de chalets de una sola planta con piscina. El acceso futuro a los residentes se realizará a través de una puerta operada eléctricamente mediante un control remoto. De momento ya hay señales que prohíben la entrada, a todos excepto a los residentes, pero está claro que esto nunca ha tenido el efecto disuasorio esperado y la gran mayoría de conductores lo utilizan como atajo entre Lomas de Cabo Roig y La Zenia.

El cierre de la Avenida de la Luz supondrá ahora, según la Asociación de Vecinos de Cabo Roig, un problema para aquellos cientos de vecinos de las urbanizaciones aledañas que utilizan esta vía para desplazarse en coche desde La Zenia y Playa Flamenca hasta Lomas de Cabo Roig o Lomas o Don Juan ya que todo aquel que quiera viajar a estos lugares se verá obligado a realizar desvíos mucho más largos ya sea por Cabo Roig o Los Dolses.

Imágenes cortesía de AVCRL