Img 9100 E1718281661121.jpeg

El otoño pasado, un dulce cachorro llamado Beau quedó bajo nuestro cuidado después de ser atropellado por un automóvil. Necesitaba una cirugía crítica y una rehabilitación intensiva. Gracias a nuestros generosos patrocinadores, recibió la atención médica necesaria para seguir viviendo una vida feliz y saludable.

Durante un tiempo, las cosas mejoraron para él. Sin embargo, surgió una complicación inesperada y el hueso de la pierna previamente lesionado de Beau se desplazó, lo que requirió la amputación de su pierna en diciembre. A pesar de este revés, Beau ahora se está recuperando bien y se está adaptando maravillosamente a la vida como trípode.

Estamos encantados de compartir una actualización de su nueva adoptante, Kaity Hogan, sobre el progreso y la nueva vida de Beau.

Adoptar a Beau: un nuevo comienzo

Kaity y su familia se sintieron inmediatamente atraídos por Beau cuando vieron su perfil en el sitio web de Ontario SPCA y Humane Society.

“Mi esposo creció con pastores alemanes y llevábamos un tiempo buscando agregar una nueva incorporación a nuestra familia”, explica Kaity. “Cuando vimos a Beau, nos enamoramos al instante. Nuestro gato también tiene una amputación y creo que eso realmente nos atrajo cuando vimos el perfil de Beau”.

Su hogar incluye a otro amigo peludo, un gato carey llamado Izzy. Kaity señala que Beau se ha estado adaptando muy bien a su nueva vida, especialmente con los dos niños pequeños en el hogar. «Beau es excelente con ellos», dice, destacando su naturaleza gentil y amorosa.

Como cualquier transición, Beau enfrentó algunos desafíos iniciales en su nuevo entorno. “Su primer día y su primera noche en casa, tenía miedo de pisar el piso de madera de nuestra casa. No se movió de nuestra gran alfombra en la sala de estar, ni siquiera durmiendo allí”, dice Kaity.

Con paciencia y ánimo, Beau se adaptó rápidamente. “La segunda noche lo llevé a nuestra habitación y lo puse en su cama. Le hicimos caminar de un lado a otro desde nuestra habitación hasta la sala de estar con golosinas, y lentamente hizo su camino. Durante la noche, lo escuchamos levantarse y caminar sobre el piso de madera de nuestro pasillo”.

La actividad favorita de Beau es jugar afuera con su frisbee. Al ser una mezcla de pastor alemán y border collie, su energía y entusiasmo son evidentes. Beau ha desarrollado un vínculo especial con Kaity.

Kaity dice: “Él ama a ‘mamá’. Él siempre está a mi lado. Cuando yo me levanto, él también. Cuando me siento, su cabeza cae sobre mi regazo. Cuando me voy a la cama, él está justo a mi lado”.

El viaje de Beau desde la tragedia hasta el triunfo es un testimonio del poder de la comunidad y la compasión. El costo de la cirugía adicional de Beau fue de poco más de $1,600 y, gracias a nuestros generosos donantes, sus gastos quedaron totalmente cubiertos. Beau es un maravilloso ejemplo de cómo sus donaciones tienen un impacto positivo en las vidas de los animales necesitados.

Gracias por marcar la diferencia en la vida de Beau y por las muchas vidas que ayudas a transformar. Como organización benéfica registrada que no recibe financiación gubernamental anual, dependemos de la generosidad de los donantes para cambiar las vidas de los animales necesitados. Si te conmueve esta increíble historia, por favor considera donando para ayudar a animales como Beau a tener la segunda oportunidad que merecen.