Malaysia Bee Farm Group Raises Awareness Of Bee Decline.jpg

Los científicos han revelado las variadas necesidades nutricionales de las abejas en un estudio innovador que podría tener un impacto importante en los intentos de conservar a los polinizadores.

El estudio enfatiza la importancia de una variedad de plantas para preservar la longevidad y el bienestar de estos insectos esenciales y fue publicado en Frontiers in Sustainable Food Systems.

La esencia de la variedad

(Foto: Annice Lyn/Getty Images)

Para que las abejas sobrevivan, se necesita más que solo néctar, las trabajadoras trabajadoras de la polinización. Comen polen, que les proporciona aminoácidos y ácidos grasos vitales en una dieta equilibrada. Sin embargo, no todo el polen se produce de la misma manera.

Investigadores de Universidad de Yorkdirigido por la Dra. Sandra Rehan, analizó el valor nutricional del polen de 57 especies de plantas diferentes.

Según la investigación, las abejas obtienen los mayores beneficios de una dieta rica en polen de una variedad de plantas, incluidos ranúnculos altos, frambuesas rojas, tréboles y rosas.

El equilibrio adecuado

Para las abejas, el cuidadoso equilibrio nutricional es esencial. El sistema inmunológico y los procesos cognitivos de las abejas dependen de las versiones no esterificadas de los ácidos grasos omega-6 y omega-3, que están presentes en el polen.

Por otro lado, una mala proporción puede provocar problemas mentales. De manera similar, el exceso de aminoácidos puede hacer que las abejas sean más vulnerables a los parásitos, incluso cuando se necesitan aminoácidos críticos para la salud reproductiva y cognitiva de las abejas.

Las conclusiones del estudio son especialmente relevantes porque las modificaciones ambientales provocadas por el hombre han cambiado los tipos y la disponibilidad de polen, poniendo en peligro a las colonias de abejas hambrientas.

Los conservacionistas pueden organizar mejor los programas de restauración de flores silvestres para mejorar la salud de las abejas y, en consecuencia, nuestros sistemas agrícolas, identificando las plantas que producen el polen más saludable.

Lea también: Colombia utiliza madera incautada para ayudar a las abejas y al medio ambiente

¿Qué otros factores afectan la salud de las abejas?

Numerosas variables Afectan la salud de las abejas, que son polinizadores vitales en nuestros ecosistemas. Las colonias de abejas se ven seriamente amenazadas por varios virus, enfermedades bacterianas y fúngicas y plagas como el ácaro Varroa destructor.

La disponibilidad y calidad de los suministros de alimentos, las inclemencias del tiempo y la exposición a pesticidas, que pueden ser perjudiciales y obstaculizar la capacidad de las abejas para navegar y buscar alimento, constituyen factores estresantes ambientales que son cruciales.

La diversidad genética entre las poblaciones de abejas también puede verse afectada negativamente por actividades humanas, como métodos agrícolas y de apicultura específicos.

Un acervo genético más pequeño puede hacer que una persona sea más susceptible a las enfermedades y menos resistente a los cambios ambientales.

Comprender y abordar estos elementos es esencial para la preservación de las poblaciones de abejas y, en consecuencia, el bienestar de nuestros sistemas agrícolas.

¿Cuáles son algunos remedios naturales para la salud de las abejas?

Existen varios enfoques que apicultores y aficionados puede tomar para mejorar la salud de las abejas de forma orgánica.

Es imperativo brindar una variedad de alternativas de alimentación para las abejas, ya que prosperan cuando se les presenta una gran variedad de flores, como la alfalfa y el trébol, que son excelentes proveedores de polen y néctar.

Desarrollar y mantener áreas naturales llenas de flores silvestres puede proporcionar una dieta completa. Tener acceso a fuentes de agua limpia también es crucial, especialmente en verano.

Al evitar los pesticidas en la agricultura y la jardinería, las abejas quedan protegidas de sustancias peligrosas. Las colonias de abejas pueden ser más saludables cuando se utilizan técnicas naturales de manejo de colmenas que reducen el estrés.

Además, cuando se toman según las indicaciones, los suplementos naturales como los aceites esenciales, como el tomillo y el aceite de árbol de té, pueden ayudar a proteger a las abejas de enfermedades y aumentar su sistema inmunológico.

Estos tratamientos, que enfatizan el uso de elementos naturales y el establecimiento de un entorno propicio, pueden marcar una gran diferencia en la salud de las poblaciones de abejas.

Saber qué necesitan comer las abejas es crucial ahora más que nunca debido a los desafíos que enfrentan debido a las condiciones ambientales cambiantes y la pérdida de hábitat.

Este estudio aclara las intrincadas necesidades dietéticas de las abejas, que también enfatiza la importancia de una variedad de plantas para las iniciativas de conservación.

Con esta comprensión, podemos dar un gran paso para asegurarnos de que nuestros sistemas alimentarios y estos polinizadores vitales sobrevivan.

Artículo relacionado: Camión volcado en una autopista de Utah libera al menos 10 millones de abejas en el aire

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.