Topshot Canada Wildfire.jpg

En un estudio que los investigadores publicaron el lunes en Geophysical Research Letters, describen una sorprendente relación entre la actividad ciclónica y el empeoramiento de la dispersión del humo de los incendios forestales canadienses.

Un equipo dirigido por el Dr. Zilin Wang de la Universidad de Nanjing de China investiga los devastadores incendios forestales de junio de 2023 que arrasaron el bosque boreal de Quebec, consumiendo más de 156.000 km² de tierra y emitiendo lo que equivale a 1,3 Pg de CO₂ a la atmósfera, reduciendo incomparablemente la calidad del aire no solo en gran parte del este de Canadá, sino en América del Norte en general.

Efecto de los ciclones sobre el humo de los incendios forestales

(Foto: DARREN HULL/AFP vía Getty Images)

El equipo de investigación analizó esta interacción entre Ciclones y humo de incendios forestalesque se ha extendido hacia el sur a través del noreste de Estados Unidos hasta la ciudad de Nueva York.

La corriente de aire proveniente de los ciclones sirvió como vía para que las partículas a sotavento se estancaran sobre las ciudades, profundizando la concentración de aerosoles.

Este fenómeno no sólo constituye una amenaza inmediata para la población local que vive en la zona y la vida silvestre, sino que también tiene implicaciones de largo alcance para la temperatura global y los ciclos meteorológicos.

Una mirada más cercana a las consecuencias ambientales

Las altas temperaturas, unidas a la sequía, elevan la cantidad de partículas en suspensión a un nivel ocho veces superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

También se menciona que el aerosol de humo tiene efectos variables en el forzamiento radiativo de la Tierra, que varía de -150 W m² a 100 W m². Esto significa que los aerosoles reflejan o absorben los rayos solares, induciendo enfriamiento o calentamiento.

Los resultados también resaltan los finos detalles de la relación entre los desastres naturales y los patrones climáticos y tienen enormes implicaciones tanto para el cambio climático como para la salud pública.

Lea también: Alerta de incendios forestales en Canadá: un incendio devastador se acerca a una ciudad y obliga a miles de evacuados

¿Qué pueden hacer las comunidades para mejorar su preparación ante los efectos del humo de los incendios forestales en la salud?

Las comunidades pueden tomar enfoques múltiples para abordar su preparación ante los efectos del humo de los incendios forestales en la salud. Estos incluirían planes predefinidos de preparación para el humo que detallaran cómo mitigar el riesgo para la salud pública.

Luego se crea un grupo de trabajo que incluye a un experto en salud pública, un funcionario de calidad del aire y líderes comunitarios. El grupo de trabajo puede entonces proceder a trabajar para implementar acciones de manera personalizada para que la comunicación se realice de manera efectiva.

En este artículo se detallan recomendaciones sencillas para crear espacios interiores con aire limpio y seguro, distribuir purificadores de aire y mascarillas N95 y disponer de refugios públicos con aire limpio.

Esto incluye advertencias de emergencia y estrategias de evacuación que tengan en cuenta a los animales, incluidas las mascotas y el ganado. Marcarán una gran diferencia a la hora de generar resiliencia en la comunidad ante los impactos negativos del humo de los incendios forestales.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la exposición al humo de los incendios forestales?

El vínculo de La exposición al humo de los incendios forestales tiene efectos a largo plazo sobre la salud Es un problema complejo, multifactorial y muy preocupante. La inhalación a largo plazo puede provocar un amplio espectro de problemas de salud, entre ellos enfermedades mentales como el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Los incendios forestales pueden tener consecuencias psicológicas que perduran incluso años después y suelen afectar a muchas personas de diversas comunidades.

Después de esto, pueden presentarse enfermedades respiratorias en las que la mayoría de las veces los síntomas persisten durante un período más largo que el del propio humo, lo que puede derivar en enfermedades respiratorias crónicas.

Otros efectos críticos incluyen enfermedades cardíacas, ya que las investigaciones muestran que existe un riesgo muy alto de sufrir afecciones cardíacas y otras complicaciones relacionadas que podrían resultar en una muerte prematura.

También puede provocar un deterioro de la función inmunológica, lo que hace que las personas sean más vulnerables a las infecciones respiratorias, incluida la enfermedad COVID-19, que ha afectado en general a la población mundial.

El daño a nivel celular puede ser tan grave que puede dañar el ADN o incluso reducir la viabilidad de la célula y, por último, las células pueden morir.

Estos efectos no sólo afectan a la salud humana, sino que también ponen en peligro el medio ambiente, donde los ecosistemas y la vida silvestre son los que sufren los daños a largo plazo.

Estas preocupaciones en conjunto resaltan la necesidad de estrategias integrales para mitigar los impactos del humo de los incendios forestales tanto en la salud pública como en el medio ambiente.

Artículo relacionado: El humo de los incendios forestales en Canadá se disipa en la costa este de EE. UU. y el calor extremo es una amenaza emergente, dicen meteorólogos

© 2024 NatureWorldNews.com Todos los derechos reservados. No se permite su reproducción sin autorización.