El Director General De Puertos De La Generalitat Visita Las Obras Del Puerto De Torrevieja 5.jpg

Se espera que la construcción de la zona de ocio en el nuevo puerto de Torrevieja, “Paseo del Mar”, triplique su coste inicial, pasando de los 16 millones anunciados en su presentación a los 43 millones que estima ahora la concesionaria Empresas del Sol. necesitará invertir.

El presupuesto incluye la dotación de casi 700 plazas de aparcamiento subterráneo que se espera que estén disponibles para este verano, la inversión en la construcción de una nueva lonja y la rehabilitación del edificio de la Aduana, que ahora es la sede de la Generalitat en Torrevieja. Estos dos últimos proyectos fueron requeridos por el anterior Consell del Botànic por la concesionaria.

También ha sido necesario financiar el derribo de la antigua lonja de pescado y de los tinglados de la flota pesquera. Pero, junto al aparcamiento, el grueso de los costes será la construcción de los 8.500 metros cuadrados, distribuidos en seis edificios, algunos de los cuales ya empiezan a tomar forma, con restaurantes, cines, boleras y actividades de ocio, entre otros. con la urbanización de 20.000 metros cuadrados adyacentes.

La inauguración completa de todo el proyecto está prevista para la primavera de 2025, fecha que, de momento, amplía en unos meses la estimación inicial realizada al inicio del proyecto en octubre de 2022, cuando se hablaba de que podría ser concluirá a finales de 2024 o principios de 2025.

El viernes el recinto fue visitado por el director general de Puertos, Vicente Martínez Mus, quien mantuvo un encuentro con el alcalde Eduardo Dolón (PP) y el empresario, Enrique Riquelme, gestor de la concesión por 50 años del puerto.

Una de las pocas aportaciones realizadas durante su comparecencia ante los medios es que el puente entre la nueva zona de ocio del Paseo del Mar y el paseo elevado de la presa de Levante no será trazable, como indicó inicialmente el Ayuntamiento.

La rampa de acceso a la presa de Levante deberá conservar el vial que conectará el casco urbano con el puerto deportivo Marina Salinas y la lonja de pesca. La infraestructura se resolverá con una estructura mucho más sencilla, de fácil mantenimiento y con un coste mucho menor.

Fuentes cercanas al proyecto técnico han afirmado que un puente levadizo no es necesario porque el transporte de embarcaciones por carretera, ya sean pequeñas o de gran eslora, no se realiza con los mástiles puestos.

Durante la visita, Dolón no pudo realizar el esperado anuncio de la adjudicación de las obras de remodelación del paseo del muelle de Levante, otra actuación fundamental para culminar la reurbanización del complejo portuario.

Ante las preguntas de los medios de comunicación, el alcalde se ha visto obligado a admitir que una de las empresas que presentó una oferta para la obra, valorada en más de 8 millones de euros, ha recurrido el resultado. No dio más detalles sobre si esto obliga a repetir todo el procedimiento o cuánto retrasa la adjudicación, que ya viene lastrada por un largo historial de paros administrativos.