Reunioin Informativa Costa Scaled.jpeg

Tras una reunión de vecinos celebrada el viernes por la tarde para explicar los nuevos Presupuestos de Orihuela Costa, Manuel Mestre se marchó sabiendo que todavía tiene mucho que demostrar.

Los vecinos ya han visto pasar a muchos concejales por el Ayuntamiento de Playa Flamenca y, tras años de promesas incumplidas, la desconfianza era evidente al ver que prometían inversiones y mejoras en muchos problemas básicos, como la falta de mantenimiento de viales y jardines y, muy especialmente , el deficiente servicio de recogida de basuras y basuras, aún están lejos de cumplirse.

La reunión vecinal se ha producido apenas unas horas después de que el pleno diera su aprobación definitiva a los nuevos presupuestos, los primeros en seis años. Mestre dijo que quería inculcar a su público la idea de que las nuevas cuentas serán la piedra de toque sobre la que deshacer, uno a uno, todos los agravios de los que los vecinos de la costa se sienten víctimas desde hace muchos años.

Ha explicado que las sucesivas ampliaciones presupuestarias supervisadas por los anteriores ayuntamientos de PP-C y PSOE-C han generado una serie de problemas, como muchos servicios sin contrato, la ausencia de inversiones y una estructura interna ineficiente. También habló de muchos contratos que vencen sin remedio, provocando retrasos en los pagos, intereses de demora y servicios decepcionantes.

Ante la sensación vecinal de que el equipo de gobierno PP-Vox no ha hecho nada desde que llegó al poder hace más de 12 meses, Mestre ha intentado hacer ver a los vecinos que el ejecutivo, aunque no ha cerrado muchos expedientes, sí ha conseguido conservar muchos de ellos. en la operación. También habló de las bases que están sentando para intentar mejorar tanto el mantenimiento de los jardines como el servicio de recogida de basura.

En cuanto a los parques y jardines, alardeó de haber desbloqueado un concurso realizado por el anterior gobierno municipal, defendiendo la decisión de desestimar el concurso público y municipalizar el servicio a través de la empresa municipal Ildo, que ya realiza trabajos similares en los distritos.

Dijo que en este momento el gobierno trabaja para fortalecer esta empresa municipal con más maquinaria y personal. Ya se han anunciado nuevas ofertas de trabajo, paralelamente a los presupuestos aprobados se están comprando actualmente más maquinaria.

A pesar de la anterior falta de un presupuesto significativo, Mestre destacó los logros alcanzados hasta ahora, incluida su presencia diaria en Orihuela Costa.

Dijo que, si se espera el ingreso de Ildo para finales de este verano, la llegada de Surpal todavía parece lejana. Mestre explicó que la empresa se ha reactivado y ha actualizado sus cuentas después de muchos años de inactividad, pero aún faltan unos meses para estar en pleno funcionamiento.

Sobre el tema de las inversiones, el concejal dijo que reconoció que no serán inmediatas. Aunque los nuevos presupuestos entrarán en vigor la próxima semana, y pese a la endémica lentitud burocrática del Consejo, espera acelerar varios plazos este verano.

Lo primero será sacar a licitación la suscripción de una operación bancaria, un préstamo o “línea de crédito” por valor de más de 40 millones de euros con el que se prevé financiar todas las inversiones con cargo a los presupuestos. Así, no se espera que, al menos hasta septiembre, se liciten inversiones. Mientras tanto, aseguró Mestre, se avanza con los permisos y la redacción de los distintos proyectos.

De todas estas inversiones, la concejala de Costa se centró en cuatro: la ampliación peatonal del puente sobre la AP-7 en Lomas de Cabo Roig, el nuevo centro cívico y auditorio, la remodelación del campo de fútbol de La Ciñuelica para acoger federaciones partidos y la reapertura y remodelación del paseo marítimo que se expropiará entre Cabo Roig y Aguamarina, que espera que esté abierto en el verano de 2025

Mestre también destacó como una de las inversiones más destacadas el nuevo depósito de agua potable para Orihuela Costa.