Orangebelliedparrotonbranchwithfloofedcheeks.jpg

La fatalidad, la derrota y la desesperación no nos llevarán a ninguna parte en una catástrofe ambiental y, sin embargo, con demasiada frecuencia las noticias negativas ahogan las positivas.

Si bien es cierto que la actividad humana está causando estragos en el mundo natural, hay destellos de algo bueno. En el Día Mundial del Medio Ambiente, vale la pena considerar tanto nuestras esperanzas para el futuro como nuestros miedos.

2024 se perfila como un año histórico en muchos sentidos. Él muy bien puede ser El primer año de la humanidad supera 1,5°C por encima del promedio preindustrial y, aun así, algunos científicos sostienen que hay razones para permanecer.cautelosamente optimista‘ acerca de cambio climático.

Junto con muchos puntos de inflexión negativos que podría empeorar drásticamente la actual crisis ambiental, hay numerosos puntos de inflexión «positivos» que podría ayudarnos a prevenir lo peor de lo peor.

Incluso pequeños cambios iniciales al comportamiento humano puede conducir a grandes beneficios ambientales a largo plazo. En sólo los primeros tres meses de este añopor ejemplo, se vendieron más coches eléctricos que en todo 2020.

Los vientos del cambio social están aquí. En marzo, una encuesta mundial encontró que en todos los países, la mayoría de las personas preocupación por el cambio climático y políticas de apoyo para abordarlo. En Estados Unidos, específicamente, otra encuesta encontró El 72 por ciento de los estadounidenses estuvo de acuerdo en que «Nos dirigimos hacia un desastre medioambiental a menos que cambiemos rápidamente nuestros hábitos».

Uno de los hábitos que hay que mejorar, y rápidamente, es nuestra dependencia de los combustibles fósiles. Justo cuando el mundo se acerca al mismo umbral del que el Acuerdo de París intentó mantenernos alejados, los combustibles fósiles están a punto de salir.

A finales de 2023, algunos científicos dicen que el mundo alcanzó un importante «punto de inflexión» para la energía solar. Argumentan que la energía renovable ahora parece estar en camino de convertirse en la principal fuente de energía del mundo.

De hecho, por primera vez desde los albores de la Revolución Industrial, el mundo demanda La demanda de petróleo, gas y carbón está en declive, según la Agencia Internacional de Energía.

Un análisis de 2024 de la firma de investigación BloombergNEF, predice que Los niveles globales de dióxido de carbono pueden incluso haber alcanzado su punto máximo el año pasado.. Los analizadores de datos de la organización sostienen que obtener la neutralidad de carbono para 2050 es «difícil pero alcanzable», y requiere una rápida transición para alejarse de los combustibles fósiles.

Otro hábito que será necesario romper si queremos controlar la destrucción del medio ambiente de la Tierra es nuestro uso insostenible de la tierra y el agua. Pero incluso entonces, hay razones para creer que podemos darle la vuelta a este barco.

Las aguas subterráneas, por ejemplo, son la principal fuente de agua del mundo. mayor fuente de agua dulcey la escasez es convirtiéndose en un problema serio en muchas partes del mundo, debido a la explotación humana y al cambio climático. Sin embargo, La evidencia publicada este año sugiere que cuando las sociedades humanas dan un respiro a sus recursos de aguas subterráneas, estos pueden reponerse con el tiempo.

Otro estudio esperanzador, publicado hace unos meses, encontró que históricamente, la mayoría de los proyectos de conservación son eficaz para reducir la pérdida de biodiversidad global.

A principios de año, un loro en peligro crítico de extinción en Australia se recuperó a sus números de reproducción más altos en 15 años, luego de un programa de conservación dedicado que duró décadas.

En medio de una sexta extinción y una catástrofe climática, es muy fácil sentirse abrumado y derrotado. Cada victoria es un incentivo para seguir luchando.