Nerja Cave Px Here Scaled.jpg

Un ciudadano ALEMÁN ha sido arrestado por la muerte de un hombre «con tatuajes de pandillas» después de que una larga disputa entre la pareja en el sistema de cuevas en el que vivían se tornara sangrienta.

El sospechoso, de iniciales KD, de 40 años, fue arrestado por la policía después de que el viernes pasado se descubriera el cuerpo de un ciudadano alemán de 49 años conocido como WH con un grave traumatismo craneoencefálico.

Ambos hombres habían estado residiendo en esta región salpicada de cuevas, marcada por meses de disputas y conflictos que eventualmente llevaron a un aparente asesinato.

Se cree que KD vivía en una de las muchas cuevas habitadas del Barranco de Maro, situado en el municipio de Nerja.

Se entiende que el presunto asesino publicó un mensaje en las redes sociales apenas diez días antes, afirmando temer por su propia vida bajo amenaza de muerte.

En una publicación de Facebook del 28 de agosto, escribió: “Un grupo organizado de criminales planea matarme y deshacerse de mi cuerpo”.

Continuó nombrando a la víctima, WH, y lo describió como «un criminal convicto que ha sido investigado por Europol y ha cumplido una cantidad considerable de tiempo en prisión».

La publicación también lo describía como «un alcohólico, un sociópata y un mentiroso patológico» con «tatuajes de pandillas», proveniente de «la ex Unión Soviética».

El sospechoso enfrenta cargos iniciales de homicidio y también está bajo investigación por presuntamente causar lesiones a otro individuo que logró escapar del lugar.

Tras recabar declaraciones de numerosos testigos, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local, detuvo al alemán.

Un juzgado de Torrox ha ordenado su prisión provisional.

LEER MÁS: