Spains Inflation Rate Falls For First Time Since February 2021 Scaled.jpg

La tasa de inflación de ESPAÑA aumentó un 0,2% en enero hasta alcanzar una cifra anual del 3,5%, debido principalmente al aumento del IVA en las facturas de electricidad.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicadas el martes muestran que la importante tasa de inflación subyacente, que no incluye los precios de los alimentos frescos ni de la energía, había caído al 3,6%, frente al 3,8% de diciembre.

“La electricidad aumentó la inflación en enero porque su precio aumentó, respecto a la caída que tuvo hace un año”, dijo el INE.

La tasa de inflación de España en enero fue una de las más bajas entre las principales economías de la zona del euro, aunque aún superó el objetivo del 2% del Banco Central Europeo.

La tasa de inflación es un 2,5% inferior a la de enero de 2023, cuando era del 5,9%, pero la reducción no significa un retorno a los precios anteriores a la crisis económica, de lo que los compradores de los supermercados pueden dar fe.

El experto en consumo masivo, José Antonio Latre, dijo al El País periódico: “Para que los precios bajen, tiene que haber tasas de inflación negativas y con los alimentos, y los precios han aumentado un 30% en tres años, lo que es una gran pérdida de poder adquisitivo”.

“Si me preguntan si los precios van a volver a estar donde estaban, diría que no, porque los costes que han impulsado los precios no son cíclicos sino estructurales, salvo casos puntuales como el del aceite de oliva, donde la sequía ha sido el factor clave”, comentó.

Francisco Quintana, responsable de estrategia de inversión del banco ING en España, espera que la inflación se modere «a trompicones».

Estima que la inflación media en 2024 será del 3% sin apenas cambios importantes.

«Probablemente veremos un movimiento errático, de altibajos, con un repunte cuando el Gobierno retire ayudas y subvenciones, aunque la tendencia de fondo será ligeramente a la baja», vaticinó.

LEER MÁS:

Suscríbete a Olive Press