Medium.jpg

El Grupo LEGO se comprometió a lograr emisiones netas cero de gases de efecto invernadero (GEI) para 2050 como parte de sus esfuerzos para reducir el impacto ambiental. La compañía ha presentado su intención a la iniciativa Science Based Target (SBTi) y trabajará con SBTi para desarrollar un objetivo que cubra las emisiones de Alcance 1, 2 y 3.

El compromiso es una extensión de su actual objetivo climático a corto plazo de reducir las emisiones de GEI en un 37% para 2032 desde una base de 2019, que la SBTi aprobó previamente.

Niels B. Christiansen, director ejecutivo del Grupo LEGO, dijo: “Nuestra prioridad inmediata es cumplir nuestros objetivos de reducción de carbono para 2032 y estamos avanzando en varias iniciativas. Este nuevo objetivo a largo plazo garantizará que las decisiones que tomemos hoy reduzcan nuestra huella de carbono en las próximas décadas. También alentará a las generaciones futuras de empleados, socios y proveedores de LEGO a continuar trabajando con sentido de urgencia para reducir el impacto ambiental de nuestro negocio.

“Sabemos que los niños esperan que hagamos lo correcto. Cuidar el medio ambiente es una de sus principales preocupaciones y recibimos cientos de cartas al año con grandes ideas de niños sobre cómo podemos marcar la diferencia. Nos exigen responsabilidades y debemos establecer objetivos ambiciosos y tomar medidas significativas y duraderas para proteger su futuro”.

La estrategia de transición climática

Durante los próximos dos años, el Grupo LEGO colaborará con SBTi para crear el objetivo de cero emisiones netas y al mismo tiempo crear una estrategia de transición climática que muestre un camino para alcanzar el objetivo.

El Grupo LEGO tiene la intención de gastar más de 1.400 millones de dólares en iniciativas relacionadas con la sostenibilidad durante los próximos tres años, triplicando su compromiso con la sostenibilidad ambiental, especialmente en áreas que ayudarían a reducir las emisiones de GEI.

Esto incluye:

  • Diseñar estructuras y ubicaciones para operar de forma neutra en carbono. Se utilizarán los más altos estándares ambientales para diseñar y construir fábricas y estructuras. A modo de ejemplo, estamos construyendo dos fábricas que, cuando estén terminadas, funcionarán de forma neutra en carbono y buscarán lograr la certificación LEED Gold como nivel mínimo para todas las nuevas fábricas y estructuras en nuestro campus mundial.
  • Ampliar la capacidad y producción de energía renovable en nuestras ubicaciones. Al ampliar la producción de energía renovable en nuestras fábricas y comprar energía renovable para fábricas, oficinas y tiendas, reduciremos las emisiones absolutas en nuestras fábricas, tiendas y oficinas.
  • Incorporar las emisiones de CO2 en todas las decisiones de la empresa. A partir de 2024 se implementará un KPI de carbono vinculado a la compensación del CEO, y se implementarán estándares de viajes responsables para reducir los viajes del personal, particularmente los viajes aéreos internacionales.
  • Colaborar con los proveedores para disminuir conjuntamente el impacto en el medio ambiente. Nuestra cadena de suministro representa el 98% de nuestras emisiones de GEI, originadas fuera de nuestras actividades. A través de nuestro programa de larga duración Engage-to-Reduce, lanzado en 2014, continuamos colaborando con nuestros proveedores para reducir su impacto ambiental combinado.

Además de este esfuerzo, la corporación seguirá financiando proyectos de reducción de carbono en todo el mundo incluso si actualmente no cuentan para cumplir el objetivo aprobado por SBTi.

Esto incluye investigar posibles medidas de compensación, como ayudar a los programas de captura de carbono, para reducir la dependencia de los combustibles fósiles como materia prima.

«Nuestra primera prioridad es reducir de manera mensurable nuestras emisiones de carbono, pero el desafío es enorme y estamos tomando medidas en todas las áreas de nuestro negocio para reducir nuestro impacto ambiental», dijo Christiansen.

Referencias